MondoSonoro Discos

El rock, y en general cualquier música apegada a una tradición o de raíces, vive desde el principio en un bucle en el que todo se recicla para regurgitarse y de nuevo vuelta a empezar. Si Tom Petty tenía a The Byrds en su visor cuando empezó su carrera a mediados de los setenta, muchos son los músicos más jóvenes que lo han adoptado a él para dar el pistoletazo de salida a la suya. Pues bien, el decimoquinto trabajo del maestro Petty con sus Heartbreakers es el logrado intento de un regreso a los orígenes de todo. A lo que sería la madre del cordero. Un viaje al blues de B.B. King (Running Man’s Bible) o Muddy Waters (“Takin My Time”), a la psicodelia de Buffalo Springfield (“First Flash Of Freedom”) o al rock correoso de LedZep (“I Should Have Know It”). Y es que por atreverse a recuperar sonoridades añejas, incluso se lanza con un reggae que provocará algún sarpullido, aunque en realidad tampoco desmerece. Y lo mejor del disco, obviamente, es la pericia, clase, elegancia y solera instrumental con lo que está todo ejecutado, sin apenas repeticiones y manteniendo el espíritu de una banda que los tiene ya pelados, intacto. Una delicia de sonidos clásicos que no provocará desmayos, pero sí te hará pasar un buen rato.

MÁS SOBRE TOM PETTY & THE HEARTBREAKERS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies