MondoSonoro Discos

El día en que Marilyn Manson completaron la grabaciónde “Antichrist Superstar” empezaron, en cierta manera, a marcarseun reto difícilmente superable.

Trent Reznor había hecho demasiado por ellos e, indudablemente, su participación en el disco quedaba al descubierto sin mucho por escarbar. Sin Reznor a sus espaldas y con un productor tan poco arriesgado como Michael Beinhorn (RHCP, Soul Asylum, Soundgarden y el nuevo álbum de Hole), Marilyn Manson deberían poner toda su carne en el asador. Bien, pues una vez escuchados los resultados, uno no sabe cómo calificar lo encontrado. Parece ser que el bueno de Manson y sus vasallos han dejado a un lado su vertiente más metálica para firmar un trabajo aún oscuro, pero poco afilado (en lo musical, claro está) y bien provisto de bases electrónicas. Esa relativa pérdida de potencia que se entreveía en su participación en las bandas sonoras de “Spawn” o “Lost Highway” ha variado los porcentajes en su fórmula con más gótico, más electrónica, elevadas dosis de ochentas, más Bowie y menos rock duro -no lo llamen metal, por lo menos no en este caso-, generando una solución tan ponzoñosa y poco lustrosa como antaño. Así y a grandes rasgos, estos Marilyn Manson podrían pasar en ocasiones por la versión hard del Gary Numan más claustrofóbico (aunque en “I Don´t Like the Drugs”, con todos esos coros funky-souleros, incluso colarían por el más petardo). Digamos que, pese a topicazos de la talla de “Disassociative”, la semi-acústica “Speed of Pain” o la parte central de “User Friendly”, con otros como “Post Human” o “New Model” mantienen el tipo. Esperábamos algo mejor.

MÁS SOBRE MARILYN MANSON

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies