MondoSonoro Discos

       
bees

Si “Like We Were Young” captó la atención de este comentarista, con su preciosa melodía, con la voz de Esther Margarit dibujando una mezcla de ternura y resignación por el tiempo que pasa, “Menos mal” debería hacer justicia por fin con Me and The Bees. Grabado en los estudios Cal Pau de Sant Pere Molanta, con la producción (mano a mano con Mau Boada) y la sonorización del incansable Joan Colomo, las canciones del álbum vuelven a hacer de la sencillez virtud. Pero, sobre todo, vienen a contradecir a quienes creen que el pop de guitarras, hoy por hoy, ha perdido la capacidad de sorprendernos y emocionarnos. Y es que las quince canciones (en poco más de medio hora) muestran una enorme variedad. Con el pop sesentas y el indie-rock noventero todavía como referentes más obvios, el álbum está lleno de guitarras titilantes (“Feel Good”), de pop puro y glorioso (“21, 32, 45, 69”), de ecos a The Primitives (“On Fire”, ¡qué coros los de Verónica Alonso, señores!), a las canciones pop de Kim Deal con Pixies (“Desire”) o a Dinosaur Jr en las fantásticas guitarras de “Lord”. Sin olvidarnos del “popanrol” de “I Do What I Wanna Do”, otra de las mejores canciones del disco.

MÁS SOBRE ME AND THE BEES

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies