MondoSonoro Discos

Ahora que otro disco de versiones perpetrado por una voz exuberante como la de Silvia Pérez Cruz se va a llevar toda la atención de los medios más generalistas, me apetece reivindicar con más fuerza si cabe la valía de este álbum. Un trabajo que rezuma una sensibilidad naif (pueden llamarla incluso indie, ahora que el término no sabe ya a qué acogerse) que le da a un género tan maravillosamente explícito como la copla un mágico toque de extraña y maravillosa rareza minimalista. Un sabio planteamiento basado en la áspera dulzor de la voz de Maria Rodés que, valiente, decide encarar con frialdad y distancia las apasionadas tonadas de unas canciones que son bombas desgarradas en origen, ahora desactivadas. Y es precisamente en ese simple proceso de desactivación de la pasión, donde surge una belleza parca, pero seductora. Tanto, que te envuelve, te cautiva y te enamora. Desgárrame el alma Maria, que yo te seguiré amando en la distancia.

MÁS SOBRE MARIA RODÉS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies