MondoSonoro Discos

maravillosa

Lejos de quedarse anclados en una fórmula que les garantiza el éxito que ya atesoran y que les ha llevado a ser una de las bandas más fiables para los promotores del estado, los burgaleses La Maravillosa Orquesta del Alcohol (La M.O.D.A.) han dado un paso más en su carrera de la mano de la producción de un Santi García que repite en esas tareas. Juntos, con la colaboración en los arreglos de Diego Galaz, han perpetrado un álbum complejo en arreglos, trabajado y, sobre todo, experimental. Entiéndanme, todo lo experimental que puede ser un disco de género como este. Porque lo de La Maravillosa Orquesta del Alcohol (La M.O.D.A.) sigue siendo punk-folk-pop pero, oigan, muy bien hecho. Con temas destinados a convertirse en himnos en sus conciertos como “La inmensidad”, “Mil demonios” o “Héroes de sábado”.

Pero si en lo sonoro hay una ligera evolución, que acaba confirmando la aparición de instrumentos que nunca habían aparecido en sus trabajos anteriores, el salto cualitativo de las letras de David Ruiz es más que evidente. Trazando un álbum prácticamente conceptual sobre la naturaleza del ser humano. Ahondando en sus sentimientos para hacer que acabemos formando parte de ellos. Psicoanalizándolos a base de acordes y melodías, o incluso de textos recitados. Porque se han atrevido hasta a algo tan poco comercial como eso, y lo han hecho bien una vez más. Lo que les decía, una garantía.

MÁS SOBRE LA MARAVILLOSA ORQUESTA DEL ALCOHOL

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies