MondoSonoro Discos

Cuarto trabajo del grupo de Josh Homme y el guitarrista sigue sin dar un paso atrás, pese a que esta vez lo tenía todo un poco más en contra: la banda hecha jirones; Nick Oliveri soltando lindezas en la prensa y todo el mundo pendiente de si sabría estar a la altura de su exitoso “Songs For The Deaf”.

Pues bien, podemos decir que el objetivo está más que cumplido. Este disco es la perfecta catarsis de Homme para librarse de los malos rollos que le han acompañado durante los dos últimos años. Un álbum que se muestra más asequible en su primera mitad, para tornarse difícil de asimilar, más oscuro y marciano en la segunda. Sin embargo es el típico disco que va ganando a cada nueva escucha y que lejos de sonar acomodaticio o de caer en clichés melódicos (tan sólo “Everybody Knows That You Are Insane” recuerda a Soundgarden), arriesga dándole una nueva vuelta de tuerca al sonido de la banda. Canciones como “Someone´s In The Wolf” o “You Got A Killer Scene There Man” separarán el grano de la paja, dejando tan sólo a sus incondicionales pegados a la escucha y alejando a los que se subieron al carro del rock árido tan sólo por la repercusión que tuvo “No One Knows”, el exitoso single de su disco anterior. De todas formas si queréis buenas canciones con un corte más convencional, también tenéis “Medication”, “In My Head” o el single “Little Sister”. Todo un acierto.

MÁS SOBRE QUEENS OF THE STONE AGE

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies