MondoSonoro Discos

Hay grupos que la aciertan a la primera para irse desviando luego de esa diana inicial, y otros que empiezan lejos de su punto de equilibrio para ir acercándose poco a poco al lugar al que querían llegar desde el principio. A ese lugar excelso que, posiblemente, ni ellos mismos sabían que existía del todo. Pues bien, da la sensación de que The War On Drugs han llegado por fín a ese estado de gracia en el que todo te sale a pedir de boca, y se dan los factores adecuados para entregar tu mejor álbum. Un disco en el que han conseguido combinar a la perfección su característico sonido con unas melodías que enganchan. Ya no se trata de envolver al oyente con capas de guitarras y sintetizadores para echar mano de drones que te hacen esclavo del ambiente -título por cierto, de su anterior álbum-. Se trata de, sin perder la señas de tu sonido, concentrarse en la canción respetando su estructura pop-rock más clásica, a la manera de unos Arcade Fire (“Red Eyes”), unos U2 (“Burning”), Bruce Springsteen (Lost In The Dream”) o Tom Petty (“Eyes To The Wind”). Una estandarización que podría haber resultado peligrosa, si no hubieran sido capaces de hacer creíble del todo que era aquí donde querían llegar desde el principio, lo malo es que no tenían canciones para hacerlo. Ahora sí.

MÁS SOBRE THE WAR ON DRUGS
  • Anónimo

    este disco es INCREÍBLE

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies