MondoSonoro Discos

laura marling

Decir que estamos ante el mejor trabajo de Laura Marling es mucho decir. Lo que sí me atrevo a asegurar es que estamos ante su trabajo más asequible, amable y delicado desde “I Speak Because I Can”. Un disco en el que la autora vuelve a demostrar una clase exquisita con el fingerpicking de sus cuerdas de nylon, mientras se rodea de unos barrocos arreglos de cuerdas que generan una atmósfera tan ensoñadora como acogedora de la que no vas a querer escapar.

Nueve canciones –todas ellas de más de cuatro minutos de duración- en las que Laura Marling aparca los experimentos melódicos de los últimos tiempos a un lado para buscar una extrema sensibilidad al poner a la mujer en primer plano de su escritura.

El suyo es un regreso triunfal a los patrones iniciales de su indie-folk, aupado en su personalísimo registro vocal y una sonoridad de corte clásico que alcanza sus mejores cotas en canciones como la hipnótica “Shooting”, en la que al igual que en “Wild Fire” demuestra un espectacular dominio de su voz. Por no hablar de sorpresas tan agradables como “Don’t Pass Me By”, que es lo más cerca que ha estado jamás de Dusty Springfield. Y para cerrar el álbum qué mejor que hacerlo pertrechada con la eléctrica y por todo los alto con un tema tan embriagador como “Nothing Not Early”. Lo. dicho un gran álbum que confirma a Laura Marling como una de las cantautoras más fiables e interesantes de la última década.

MÁS SOBRE LAURA MARLING

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies