MondoSonoro Discos

Intensidad y una elegante visceralidad. Son dos de las principales claves que definen el presente debut de Kyle Craft, la nueva joya del sello Sub Pop. El autor se presenta en sociedad con un ininterrumpido torbellino de fuerza y personalidad, capaz de mantener ímpetu y una asombrosa consistencia a lo largo de todos sus cortes.

Sólo el acertado cierre que supone “Three Candles” propicia cierta relajación, en un ritmo marcado por la ardorosa interpretación del norteamericano y la no menos agresiva (e imaginativa) instrumentación que la acompaña. Por el camino se sitúan cortes como “Berlin”, el single “Lady Of The Ark”, “Pentecost”, “Gloom Girl” o “Eye Of A Hurricane”, capaces de focalizar toda la atención del oyente en base a su propia fuerza intrínseca. El artista se sitúa en algún extraño punto entre David Bowie, Tim Buckley, Elton John, Pop Levi, Bob Dylan, Frank Zappa y Big Star y, con convicción y un marcado punto de locura e histrionismo, alumbra sus propias composiciones sin posicionarse con claridad en ningún estilo concreto.

“Dolls Of Highland” es una bofetada inquieta (e inquietante) que picotea del folk, el glam-rock, la psicodelia y, sobre todo, el pop orquestado. Un estreno atractivo a pesar de cierta reiteración en las formas, con el que llamar la atención tras desterrar con rabia cualquier atisbo de indiferencia. Un notable punto de partida que, además, deja perspectivas ampliamente optimistas de cara a los próximos pasos del músico.

MÁS SOBRE KYLE CRAFT

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies