MondoSonoro Discos

Kanye West es un genio. El 25 de enero tuiteó “Muy contento por haber finalizado el mejor disco de la historia”. Tras esta afirmación le llovieron críticas y palos por todos lados. En el diccionario definen a un genio como una persona especial y fuera de lo común, con un talento o una habilidad que no puede ser imitada, con virtudes en una determinada disciplina ya sea una ciencia, un deporte o una forma de arte. Pero en ningún sitio nos dice que esa persona no sea un egocéntrico descomunal o un metepatas. Kanye es un genio musicalmente hablando, su discografía no baja del notable y un par de ellos son de diez, se ha reinventado en cada disco y ha servido de inspiración a muchos otros artistas.

En cuarenta y cinco segundos, lo que dura “I Love Kanye”, nos da la clave de este disco. Nos explica que tras reinventarse y crear muchos Kanye, que tras haber sido copiado, imitado y vivir rodeados de cientos de otros Kanye, ahora con “The Life Of Pablo” es al fin él mismo. Kanye abre el disco con una de sus canciones más redondas. “Ultralight Beam” es un salmo sublime con jazz, gospel y soul. Luego llegan los bajos gordos y las bases minimalistas en “Father Stretch My Hands Pt.1”, cada canción es un manual de instrucciones para dummies. “Pt. 2” se acerca al rap futurista de su incomprendido antecesor. Y mientras van pasando las canciones, excelentes todas, y vas sumando escuchas, el disco se va metiendo en tu cuerpo, en tu cerebro y en tu alma.

“Famous” es sublime, sobre una simple linea de  órgano de iglesia y con una Rihanna en estado de gracia, crean una obra de arte. Esto ya no es música, es algo más. Solo hay que escuchar el cambio que hay en medio de la canción, colarnos a Nina Simone… etc. Pelos como escarpias en “Wolves” con Frank Ocean de colaborador, en “Highlights” su tema junto a Young Thug nos deja sin aliento. Le da lustre a un estilo tan vilipendiado como el R&B de la mano de The Weeknd en la estratosfera “FML”. Junto a Kendrick Lamar firma “No More Parties In L.A” su corte más clásico. Cierra con “Fade” puro arte. Horas después del primer twit vino otro y con ese si estoy totalmente de acuerdo, “Este no es el disco del año. Es el disco de la vida”.

MÁS SOBRE KANYE WEST

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies