MondoSonoro Discos

El nuevo trabajo de los norteamericanos Green Day, el decimosegundo en su larga y exitosa carrera, bien podría ser su primer disco homónimo. En bandas con unos cuantos discos en su currículo suele denotar un punto de inflexión, o un puñetazo en la mesa. También puede ser un back to basics en toda regla. El presente disco tiene algo de todo esto, pero lleva otro título: “Revolution Radio”.

El presente “Revolution Radio” es el primer trabajo convencional, por decir algo, del trío de Oakland en mucho tiempo. Aquí merece la pena recordar que la banda formada por Billie Joe Armstrong, Mike Dirnt y Tré Cool publicó su primera ópera rock, “American Idiot”, en el 2004. El éxito fue rotundo e intentaron revalidar el hito cuatro años después con “21st Century Breakdown”. Después vendría la trilogía ¡Uno!, ¡Dos! y ”¡Tré!”, publicada durante el 2012 con unos meses de diferencia entre uno y otro. ¿Qué más les queda por hacer a unas leyendas vivas del punk pop como Green Day? La respuesta es muy sencilla: otro buen disco de punk pop, con el gancho de antaño. Con ese objetivo, tan loable como ambicioso, los creadores de dos discos tan cruciales para el género como “Kerplunk” y, sobre todo, “Dookie” se encerraron en el local.

Armstrong y compañía ya no son precisamente unos niños, pero recuperan la pegada y la frescura de sus primeros trabajos en alguno de los cortes de “Revolution Radio”. Sin ir más lejos, el primer adelanto “Bang Bang” suena a los Green Day de la vieja escuela, con la garra y el sonidazo de “Insomniac” y “Nimrod”, publicados ambos a finales de los noventa. “Bang Bang” además contiene un interesante retrato generacional, pues trata temas como los redes sociales y, sobre todo, el drama de las armas en su país. Esta crítica social, también presente en el corte que da nombre al disco, inspirado en la violencia policial y movimientos ciudadanos como Black lives matters, conecta este disco con los Green Day de “American Idiot”. El resto del disco es bastante menos abrasivo, pero el trío de cuarentones marca músculo. Después de la introducción acústica de “Somewhere Now”, el disco se dispara y no frena hasta el último momento, cuando la balada “Ordinary World” pone el broche al disco. Entre uno y otro tema, predominan piezas rápidas de apenas tres minutos como las ultramelódicas “Bouncing Off The Wall”, “Youngblood”, “Say Goodbye”, “Still Breathing” y “Too Dumb To Die”. Los estribillos resultan agradablemente familiares, terriblemente adictivos. Y es que “Revolution Radio”, grabado en el estudio de la banda y producido por ellos mismos, es cien por cien Green Day.

MÁS SOBRE GREEN DAY

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies