MondoSonoro Discos

Quinto trabajo de estudio de la banda de rock brutote más grande del planeta y la leyenda se sigue alimentando a base de buenas canciones, grandes y pesados riffs e ideas. El sonido árido del desierto vuelve a estar más que presente (produce de nuevo Chris Goss) y la combinación de desquicio salvaje con pasajes bellos y melódicos, marca de la casa, resulta de nuevo todo un acierto.

Sin ser tan armoniosamente comercial como “Song For The Deaf”, ni tan pretendidamente crudo, oscuro y gótico como “Lullabies To Paralyze”, se sitúa en medio de ambos, dando una de cal y otra de arena en cuanto a martillear nuestras neuronas se refiere. Empieza a lo Led Zeppelin con “Turnin’ On The Screw” para pasar a la primera joya del disco, ese acelerado “Sick, Sick, Sick” en la que canta Julian Casablancas de The Strokes, aunque es tras unos cuantos pildorazos de lo más brutote cuando Homme recupera “Make It Wit Chu” de las últimas “Desert Sessions”, un medio tiempo de puro rhythm’n’blues sucio y vacilón que conecta con el mejor tema del álbum, “5’s & 7’s”, muy a lo Urge Overkill con un solo de guitarra final de los que se hacen pocos hoy en día. A continuación, nos adentramos en el tramo final del álbum, que apenas da lugar para el descanso, con la tenebrosa e inquietante “Suture Up Your Future” o esa salvajada paranoide que es “Run, Pig, Run”, para finalizar con “The Fun Machine”, pieza que ejemplariza a la perfección lo que son a día de hoy QOTSA: rock duro descarnado, peligroso y sobrado en una imaginación de lo más psicótica.

MÁS SOBRE QUEENS OF THE STONE AGE

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies