MondoSonoro Discos

La banda británica liderada por Tom Smith regresa el próximo 2 de octubre con un nuevo álbum bajo el brazo, el quinto, un álbum que llega coincidiendo con el décimo aniversario de la formación. Poco queda de aquel grupo de indie rock con toques de post punk que destacaron en 2005; poco queda de aquellos enérgicos bailes propiciados por “Someone Says” o “Munich”. Los de Birmingham llevan un tiempo alejándose del sonido con el que se presentaron hace ya diez años. Durante esta década les ha dado tiempo a jugar con el post punk, a tener un ligero idilio con lo sintetizadores que destacó en su “In This Light And In This Evening”, a que se les compare con Depeche Mode, Muse (salvando las distancias) o con Echo & the Bunnymen, e incluso a estar al borde del abismo tras la marcha de Chris y conseguir salir ¿airosamente? añadiendo dos nuevos músicos a la banda.

Con Justin y Elliot en el equipo, los nuevos Editors lanzaron su cuarto álbum “The Weight Of Love”, disco que levantó menos ampollas que su predecesor, pero que no terminó de convencer. ¿Qué pasó con los antiguos  Editors? ¿dónde quedó su fuerza? ¿por qué tiene Tom una necesidad insaciable de demostrar su valía ante los falsetes? ¿cuántos casos de diabetes se dieron tras escuchar el disco? Preguntas aún sin responder, que vuelven a ponerse encima de la mesa tras dos años.

Dos años, eso es lo que han tardado Tom y los suyos en grabar un nuevo disco que se ha cocinado en las montañas de Crear, Escocia. Un recóndito lugar en el que, durante cuatro semanas, los cinco músicos se sentaron, en palabras del propio Tom: “a ver qué pasaba”. Y lo que ocurrió fue un nuevo LP: “In Dream”. El quinto largo de Editors no recupera el desgarro que caracterizaron los primeros años de la banda, tampoco se aproxima al estilo post punk que un día tuvieron, más bien continúa en la línea de “The Weight Of Love”, acercándose a un pop melódico con tintes experimentales en el que las cuerdas se vuelven más protagonistas de lo habitual. Editors continúan haciendo canciones épicas, dirigidas a grandes masas de público, continúan siendo dueños de un sonido limpio y poderoso, pero claro, también continúan sonando demasiado dulces y con un Tom que ha cogido bastante gusto al falsete.

Dicho esto, ¿es negativo para una banda perder la contundencia de sus raíces y sonar más dulces que nunca con el paso del tiempo? Muchos creerán que sí, otros, en cambio, entenderán la evolución musical de una banda como uno de los básicos requisitos a la hora de crecer como tal. En el caso de Editors, la madurez de su sonido se ha vuelto, probablemente, más notable que en ninguno de sus anteriores trabajos. Tanto es así, que Tom se ha animado –por fin- a unir su voz a la de alguien más, la cantante de Slowdive, Rachel Goswell. Y hay que decir que la unión de las dos voces suena de maravilla. “Ha sido genial poder trabajar junto a Rachel, compartir esto con alguien más, sin duda me gustaría repetir”. Ya se sabe, compartir es vivir, y parece que esta ha sido una buena oportunidad para evitar lo que podría ser una futura –y según muchos, cercana- muerte de la banda…

MÁS SOBRE EDITORS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies