MondoSonoro Discos

Seguirle la pista a la infinidad de bandas en las que ha andado metido este tinerfeño puede ser una locura (Keiko, Pachumba, The Conqueror, Small Times o Sociedad Liberada), pero el empeño da pistas acerca de la bendita heterogeneidad con la que se desenvuelve su asentadísimo olfato para el pop de amplísimo espectro.

La factura casera es, en su caso, un plus, por la naturalidad con la que expide (y que recuerda a paisanos suyos como Fajardo) un reguero de esencias que, a la altura del que es su cuarto álbum ya, conduce al pasmo: el blues arrastrado de “Under The Microscope”, el folk polvoriento de “Rainbows On My Carpet”, el pop acústico de “No Cowboy”, el soul fracturado de “So What”, los ecos del mejor Ben Harper en “Here She Comes” o de la Jon Spencer Blues Explosion en “Homework”, el pop sintético y desvencijado de “Responsability” o esa maravilla instrumental de aliento levemente fronterizo que es el tema titular redondean un trabajo tan individualista (apenas asoman el saxo de Ricardo Marichal, la batería de Luis Suárez y la mandolina de Ruskin Herman) como versátil, que a buen seguro valdrá la pena ver defendido sobre los escenarios junto a la VivaBand, el cuarteto que forman Carlos Pérez, Román Brito, Ricardo Marichal y Yeray A. Herrera.

Una pequeña gran delicia.

MÁS SOBRE DIEGO HDEZ

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies