MondoSonoro Discos

Cuando aquella lagrimita que me brotó con los rumores sobre la disolución de Superchunk –la banda más grande que jamás dio Chapel Hill- estaba a punto de extinguirse, «Come Pick Me Up» me pilla por sorpresa. Me alegro de que los de Mac McCaughan estén aquí de nuevo, por mucho que una voz me susurre al oído que no se trata de los mismos Superchunk que firmaban «Slack Motherfucker», ni siquiera de los que, tampoco hace tanto, me volvían a maravillar con «Indoor Living».

Y es que Superchunk han nacido de nuevo, sin abandonar esos rasgos que nos resultan ya familiares. Lo han hecho dando cuerpo a un disco –produce Jim O’Rourke- más íntimo, más pausado y suave, un trabajo que sufre por lo desigual. Junto a cortes algo desangelados como «Honey Bee», nos encontramos con piezas de indiscutible valía. Apunten «Hello Hawk», «Good Dreams», «Pink Clouds» –con una sección de viento que incluye al omnipresente Bob Weston (Volcano Suns, Shellac)- o «Pulled Muscle». De todos modos, ya lo dije una vez, ¿a quién demonios le preocupa que Superchunk no hayan editado el mejor disco de su carrera? Con que sencillamente sigan editando álbumes un servidor está contento.

MÁS SOBRE SUPERCHUNK

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies