MondoSonoro Discos

panther

Esta el rey T’Challa y está King Kendrick. Hay bandas sonoras y bandas sonoras monstruosas, entes musicales que eclipsan todo lo que habita a su alrededor. Ryan Coogler como Tim Burton en su momento dejaron que sus ídolos musicales tomaran los mandos de la música de sus películas. Este disco donde los tentáculos de Kendrick Lamar están en todos lados es la cápsula del tiempo ideal para lanzar al espacio. Es pura droga, adictivo y fascinante, como si en 1996 se te ocurre decirle a Michael Jordan que forme un equipo de baloncesto con sus amigos, magia. Si no es poco con los diamantes de Kendrick, el rey Midas actual se rodea de los mejores y juntos crean uno de los mejores discos de música de los últimos años.

Sin etiquetas, música y arte resumidos en 14 temas sin desperdicio. Nada sobra, todo, hasta el silencio que hay entre canción y canción, vale su peso en oro. Basta con el dueto de Kendrick con SZA en “All The Stars” para dejar por los suelos al 90 % del panorama musical actual, sin hablar del maravilloso clip que lo acompaña. “X” con un póker de lujo (Schoolboy Q, 2 Chainz, Saudi y Lamar) es un bombazo y la cosa no se queda ahí, gemas en forma de canciones como “Opps” con Vince Staples y Lamar acompañados del sudafricano Yugen Blarok, fuego en el cuerpo con Jorja Smith (otro acierto del Primavera Sound) y su sublime “I Am”, y el listado de colaboraciones y jugosas canciones sigue aumentando, Ab-Soul, Anderson.Paak y James Blake brillan en “Bloody Waters” e hincas tus rodillas en el suelo al escuchar “King’s Dead” con Blake, Jay Rock, Lamar y Future.

Musicalmente transita entre el Lamar de “To Pimp a Butterfly” y el de “Damn” con ritmos tribales y sonidos africanos grabados in situ que aportan el espíritu Wakanda al asunto. Zacari y sus dos momentos son belleza musical y contrastan con el fuego y la rabia de “Big Shot” en un mano a mano entre Kendrick y Travis Scott. Todo músculo, todo fuego y tripas en una colección de canciones antológicas lo mires por donde lo mires. Cierra el disco el esperado corte a medias entre Lamar y The Weeknd “Pray For Me” gana con las escuchas y es un broche de oro a un compendio de canciones imbatibles, no sé cómo encajaran en la película, como será el filme de Marvel y todo eso pero como disco es imbatible. King Kendrick rules!.

MÁS SOBRE KENDRICK LAMAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies