MondoSonoro Discos

Hasta Alemania se fueron los Calypso para grabar su último disco. No sólo eso, sino que ese país hasta les dio el título del disco: «Barbarossaplatz» (la calle del estudio de grabación). El culpable de todo: Ekki Maas. La fama recogida por su trabajo como productor en los discos de Dr. Ring Ding & The Senior All-Stars y de la mayor parte de las mejores bandas centroeuropeas ha conseguido que los Calypso hicieran un revival del éxodo íbero de los cincuenta. Sinceramente y sin intentar imitar al odioso Sánchez Dragó, suena bien, pero no me ha impresionado. Ni en lo musical, ni en lo técnico. Siguen, en mi opinión, sin destronar a su «Toxic Sons» de ninguna manera (eso si tampoco se quedan muy lejos). Hay temas de todo, como ya es habitual, y mejores y peores interpretaciones. Se abren tímidamente hacia nuevas influencias pero puntualmente caen en la pachangada. «El Vell Joe», «Cinecitta» y «Tu Rostro» los podrías situar perfectamente en su «Original Volume», mientras que otros como «Curtcircuit Neuronal», «The Modern Despot» o «Príncep Blau» se quedarían mejor en el citado «Toxic Sons». «She», su relectura del «Born To Be Alive» de Patrick Hernández y «Brigadistes Internacionals» son lo más curioso y, a la vez, lo mejor del disco. ¿El porqué? Supongo que en ellos estarán en su auténtico terreno y se sentirán más cómodos. O quizás solamente estaban serenos.

MÁS SOBRE DR. CALYPSO

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies