MondoSonoro Discos

Cómo no vamos a ser apasionados si se trata de Neil Young. Un fenómeno de la naturaleza que atesora la friolera de treinta y ocho discos, que se convierten en cincuenta si añadimos los de C.S.N.&.Y. y Buffalo Springfield.

Cómo no vamos a ser apasionados si se trata de Neil Young. Un fenómeno de la naturaleza que atesora la friolera de treinta y ocho discos, que se convierten en cincuenta si añadimos los de C.S.N.&.Y. y Buffalo Springfield. Pero, claro, tampoco se trata de engañar al personal y es cierto que no todo ha rayado a la misma altura. Sin escarbar demasiado uno recuerda obras menores como: “Trans”, “Re-ac-tor”, “Hawks And Doves”, “Landing On Water”, “Dead Man” y si quieres tras el que hizo con Pearl Jam puedes poner este último. Si inicialmente despierta gran interés por rodearse otra vez de Booker T & the MG´s (aún se recuerda su gira juntos del año 93 que por cierto los trajo a A Coruña) pero con el puesto de Steve Crooper ocupado por el bueno de Frank ´Poncho´ Sampedro (algo así como mezclar agua con aceite, me temo) posteriormente la atracción se va desinflando al reunir una colección de temas correctos pero algo insulsos. Que el single “Let´s Roll” empiece con una variación de un archiconocido riff de Ian Dury es solo un síntoma, pero que “Goin´ Home” (la única con Crazy Horse) sea un clásico es una prueba. Aunque es posible que este camino no daba más de si, como tampoco tocaba ahora otro “Harvest” tras su anterior “Silver And Gold”. Resumiendo una bonita anécdota.

MÁS SOBRE NEIL YOUNG

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies