MondoSonoro Discos

En el fondo somos unos nostálgicos. Desde el mismo momento en el que nos enteramos que The Strokes iban a editar su cuarto disco, empezamos a fantasear sobre la posibilidad de encontrarnos de nuevo ante la infalible inmediatez de las canciones de su primer disco. Nada más lejos de la realidad. Tan solo el single de presentación “Under Cover Of Darkness” y la certera “Taken For A Fool” cumplen con la función de rememorar canciones como “Late Nite” o “Hard To Explain”. Sin embargo el resto se encuentra más cerca de los Strokes del tercer álbum que del primero. O para que nos entendamos, más cerca aún de The Cars (”Two Kind Of Hapiness”) o incluso Devo (“Games” ), creándose una curiosa paradoja. La banda que fue más inmediata del Planeta, se embarca en un disco nada unitario, que suena disperso en lo que se me antoja un puzzle repleto de aristas imposible de montar. Seguro que la participación en la composición de los temas de todos los miembros del grupo ha dado pie a este batiburrillo de ideas difíciles de ordenar. Lástima, porque hay buenos cortes a lo largo del disco, y aunque suene por momentos algo enrevesado, canciones como la desnuda interpretación de Julian Casablancas en “Call Me”, uno de los temas más delicados de su carrera, o el aire pseudo reggae de la nuevaolera “Machu Picchu” resultan. También hay momentos para ponerse más clásicos en un ejercicio de puro glitter rock’n roll como “Gratisfaction” que no llega a los niveles de Slade o Sweet, pero salvando las distancias podríamos decir que se acerca. Lástima que sea precisamente hacia las postrimerías del disco, cuando este caiga bastante con canciones como esa semi-opereta rock algo bochornosa que es “Metabolism” o la prescindible por ramplona “Life Is Simple In The Moonlight” de la que salvaría ese solo a lo Tom Verlaine.

MÁS SOBRE THE STROKES
  • sopasnor

    200% de acuerdo. no se ha mencionado “You’re So Right”, que ese tema sí que es más que prescindible. un horror.

  • frikiloko

    0% de acuerdo.Si este fuera el debut de The Strokes no habria palabras tan duras hacia este grupo,son todo prejuicios.Dejad de judgar a The Strokes por lo fueron y no llegaron a ser.A muchos grupos que aquí encumbran que no valen un pimiento,este vale mucho más.

  • r4dio

    No creo sean prejuicios. Es, como dices, “The Strokes”, una banda que dio un pelotazo hace 10 años y hemos esperado 5 años para un disco que es un ‘bluf’,¿solo esto saben hacer? Se nota inconexo,perdido. Lo de que se encumbran a otros que no valen nada, de acuerdo,pero este disco es tristemente malo

  • r4dio

    No creo sean prejuicios. Es, como dices, “The Strokes”, una banda que dio un pelotazo hace 10 años y hemos esperado 5 años para un disco que es un ‘bluf’,¿solo esto saben hacer? Se nota inconexo,perdido. Lo de que se encumbran a otros que no valen nada, de acuerdo,pero este disco es tristemente malo

  • Anónimo

    No creo que sea un disco malo, tsino odo lo contrario. El error se encuentra en esperar más de lo mismo. Todo artista tiene su evolución, y ellos la están teniendo, pero manteniéndose fieles a su estilo. A mí el disco me gusta más cuanto más lo escucho.

  • Anónimo

    Hay canciones sensacionales…otras más monótonas y algo más sosas. Las espectativas suelen ser malas pero en caso de esta gente se lo han ganado a pulso haciendo siempre grandes canciones en su estilo inconfundible.

  • Anónimo

    Estoy completamente de acuerdo con el anterior comentario.. estoy harto de que digan que el disco es malo , porque no lo es , tampoco digo que todas sus canciones sean buenas you´re so right y metabolism para mi son bastante flojas,pero siguen siendo los salvadores del rock, si señor estilo joder

  • Anónimo

    Your story was really inrmvoatife, thanks!

He aquí el problema: si lo primero que publicas es algo tan contagioso, genial y enfermizo como “Thou Shalt Always Kill” por fuerza todo lo que venga después va a decepcionar en mayor o en menor medida.

Es lo que le pasa al dúo formado Dan Stephens y David Meads, ambos de Stanford Le Hope, Inglaterra. Dan Le Sac y Scroobius Pip hicieron una suerte de versión ultravitaminada y británica de “I’m Losing My Edge” y muchos esperaban que siguieran por allí. En cierto sentido lo han hecho: “Angles” está lleno de letras inteligentes y divertidas que le dan la vuelta a la cultura popular, con una buena producción que va en la misma línea, sampleando por ejemplo a Radiohead en “Letter From God To Man”. Pero no hay nada tan bailable como su primer single y puede que algunas se sientan decepcionados. Otros seguiremos disfrutando las lúcidas y lúdicas rimas de Scroobius Pip, su sentido del humor escuela británica y esa actitud desprejuiciada y algo temeraria que les hace mezclar en doce cortes referencias tan dispares como Snoop Dogg, Prince, un pasado heavy o algo por el estilo y toneladas de basura pop.

MÁS SOBRE DAN LE SAC VS. SCROOBIUS PIP

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies