MondoSonoro Discos

Tener a Neil Young arropado de nuevo por los Crazy Horse, tras nueve años de sequía, siempre es una grata noticia. Por eso la decepción que en cierta medida produce este disco es mayor de lo que a priori uno podía esperar. Y no, no se trata tan solo de que las canciones aquí recogidas sean versiones de canciones tradicionales, tamizadas por la apisonadora sónica del canadiense y sus secuaces. Es más bien lo poco que aportan estas adaptaciones al cancionero de un autor tan imprescindible para el rock americano como él. Suman tan poco que el álbum no pasa de ser un mero divertimento que tiene sus buenos momentos en las interpretaciones de temas como “Gallows Pole”, la delicada “Wayfarin’ Stranger” o la curiosa adaptación de “Oh Sussanna”. Tres aciertos que no esconden el hecho de que el tono general del álbum raya lo prescindible y anecdótico. Una realidad que queda patente en la inclusión de un tema tan conocido como “This Land Is Your Land” por no hablar del despropósito de lanzarse a interpretar el himno nacional británico. El resto suena más a ejercicio de un estilo desarrollado en su plenitud en discos como “Ragged Glory” (1990) que a canciones a tener en cuenta en el futuro.

MÁS SOBRE NEIL YOUNG

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies