Desde hace varios años sigue buscándose un relevo a las grandes bandasde estadios. Suele incidirse bastante en U2. Bien, pues visto lo vistoen sus conciertos barceloneses, de momento no va hacer falta. Y es quelos irlandeses continúan moviéndose como peces en el agua en losrecintos de dimensiones mastodónticas, tan mastodónticas como elescenario que cobijará sus conciertos durante la actual gira, que seinició en Barcelona tras días y días de ensayos. Decían semanas atrásque su intención era crear un vínculo más cercano con su audiencia, ylo han conseguido. Nunca se les ha visto tan cerca del público, nuncasu sonido ha sido tan perfecto como en esta ocasión. El único problemafue un repertorio que, en un intento por no acomodarse demasiado en lalista de giras anteriores, echó mano de cortes que no recordaremosentre sus grandes clásicos y que lastraron el ritmo del concierto. Porsuerte, incluso así, U2 nos lo hicieron pasar de maravilla, alcanzandosorprendentes cotas de excitación entre el público con “Beautiful Day”,“Pride”, “Vertigo” o incluso “Get On Your Boots”, una de las mejorespiezas de su reciente “No Line On The Horizon”, al que acudieron enbastantes ocasiones. Bono aprovechó “Angel Of Harlem” para rendirtributo al desaparecido Michael Jackson, calzando partes de “Man In TheMirror” y “Don´t Stop ´Til You Get Enough” (el segundo día incluyeronun fragmento de “Billy Jean” al final de “Desire”)… No faltaron esosmomentos panfletarios por los que se les ama un punto más o se les odiainfinitamente. Escuchamos a Desmond Tutu en un breve discurso de paz yfraternidad; se rindió veneración a la birmana Aung San Suu Kyi; hubograndes palabras para con Unicef (y con el Barça por ser el únicoequipo del mundo que luce su logotipo en las camisetas) y, en unamaniobra de puro enternainment se contactó con la Estación EspacialInternacional en directo. Hubo también alguna sorpresa, como larelectura electrónica de su nuevo single, “I´ll Go Crazy If I Don´t GoCrazy Tonight”, que aportó la dosis necesario de hedonismo a la “Pop”de la noche, o que Bono introdujese una estrofa del “Movin´ On Up” dePrimal Scream en “I Still Haven´t Found What I´m Looking For”).
No fueron las mejores noches que les recordamos, pero no cabe duda deque U2, sobre un escenario, siguen teniendo cuerda para rato y quepocos pueden hacerles sombra.