El golferío ilustrado de Novedades Carminha, ¿habrá mejor manera de comenzar la serie de fiestas GPS que celebra los 200 números de MondoSonoro? Hombre, menos divertidas, seguro. Los gallegos, jóvenes y con esa pinta de mediocampismo donde nos sabes si estás ante unos pijos reconvertidos o unos punkis suavizados, son básicamente una banda de eso, de punk con sentido del humor nada zafio. El día antes del concierto, visitaron un bingo para sacarse un cartón y de paso acrecentar esa leyenda de ruralismo que les acompaña. La actuación la arrancaron con los sones de “Soy un truhán, soy un señor” de Julio Iglesias, quizá para reforzar esa dicotomía ante tres chicos que parecen normalitos pero son unos truhanes de cuidado. De ahí en adelante, potencia punk de pocos acordes, letras vacilonas y ritmo machacón. O sea, música para bailar, como siempre aleccionaba un Carlos Pereriro ‘Carlangas’, vocalista y guitarra, tocado con una gorrita de patrón de yate de saldo, todo muy Paco Martínez Soria.
Nada que no esté ya inventado, pero que siempre da gusto disfrutar sobre la escena, y más si el grupo vacila tanto y apenas para entre tema y tema más que para gritar cosas del tipo: “Estamos muy contentos de estar en las Islas Baleares” y demás disparates. Novedades, que según comentaron recuperaban en este concierto su formación original, son un grupo que va a degüello, con esa mezcla de desparpajo que solo da la más elevada solvencia técnica. Parece que pasan de todo pero están hiper cuadrados, apenas hay espacio para el fallo. Cuesta encontrar en la escena patria actual algo más divertido que estos tres gallegos disparatados, que se presentaron en Canarias en una fiesta de celebración de MondoSonoro que fue un lujazo.

La noche empezó en aguas más tranquilas con la banda local Isolina. Ellos se mueven en otros terrenos, los del pop alternativo elaborado de voces agudas, en la senda de Maga y otros proyectos que apuestan por las letras en castellano que cuentan cosas y que conectan con eso que llamamos sentimientos. Presentaron varios de sus nuevos cortes que apuntan terrenos más asentados y estructuras menos complicadas. Ese material verá la luz en un próximo EP que dé continuidad a la grabación que los convirtió en la mejor demo para la redacción de MondoSonoro Edición Canarias.

La noche la cerró servidor bajo el alias de Juana La Cubana, o sea, el que no baile es porque no tiene zapatos, recorriendo todo lo recorrible y moviendo las manicas a lo Guetta. Muy divertido desde la cabina. Y abajo se veía que tampoco se pasaba mal.