La sala Círculo del Arte, antigua iglesia mudéjar convertida en sala de conciertos y exposiciones, acogió ayer noche la segunda visita toledana de los neoyorkinos para presentar las canciones de “If I Had A Hi-Fi”, su disco de versiones. Coronados por una espectacular bóveda, sobre un escenario realmente bonito fueron sirviendo entre otras canciones “Enjoy The Silence” (Depeche Mode), “Electrocution” (Bill Fox), “Love Goes On” (Go-Betweens) o Evolución (Mercromina). Clásicos como “See These Bones” o temazos como “Whose Authority” de su disco de 2008, “Lucky”, sonaron aun más enormes gracias al acompañamiento sobre el escenario de Martin Wenk de Calexico, y Doug Gillard (Guided By Voices y ahora en Bambi Kino, banda de tributo a The Beatles que ha montado junto al batería de Nada Surf, Ira Elliot). Acompañados de un reverberante sonido y en aparente buena forma a pesar de llevar sin ensayar y tocar desde Julio, fueron calentándose y calentando a una de las audiencias más fieles e incondicionales, la española, que ve en Nada Surf un valor seguro. Su cantante, Matthew Caws sabe cómo ganarse al público, ya sea por su sonrisa de eterno adolescente o por sus divertidas anécdotas en un cada vez mejor castellano (como esa en la que recordó su llegada a un aeropuerto español, cuando le contó a un taxista heavy cuáles eran sus grupos favoritos españoles: Parálisis Permanente, Enemigos o Planetas). Para el final dejaron buen sabor de boca, y ya como bises, ofrecieron hits como “Popular”, “Always Love” o “Blankest Year”. Habrá que esperar hasta otoño para escuchar en directo las nuevas canciones así que aprovecha que están en Granada y Barcelona esta misma semana.