Ni el frío ni la lluvia impidieron la presencia de miles de personas en
la tercera edición del MTV Winter, en un cartel coherente, pero que sufrió
altibajos en algunas ocasiones. Entre canapés, bebidas y famosos en la zona VIP  comenzaron los valencianos Fuzzy White
Castres, que ofrecieron un concierto similar al de la semana pasada en la Fiesta Demoscópica,
la diferencia estriba en el mayor número de público congregado. El  rock hiper-vitaminado con toques
fluorescentes de new rave animaron a los asistentes con temas como “George” y
“Neon Prisma”, dejando el pabellón bien alto demostrando que tienen bastante
rodaje en directo. A continuación, Lightspeed Champion dispuso de apenas
treinta minutos en los que no logró llamar la atención con los temas de su
segundo disco, pop-rock  de toques
“fifties” y alguna balada, ni siquiera al grito de “Hey Ho Let´s Go!” mediante
versión de Ramones (“The KKK Took My Baby Away”). La presencia de Mystery Jets
se debía a su condición de teloneros en la gira actual de Arctic Monkeys,
representando la corriente “mainstream” de las islas británicas. La decepción
de la noche, con canciones edulcoradas, quedando simplemente en anodinas.
Puntuales y a la hora prevista, Arctic Monkeys 
tuvieron cerca de noventa minutos para interpretar sus himnos elaborados
a base de guitarrazos ante sus incondicionales, a pesar de que el sonido no fue
todo lo limpio que desearíamos. Los temas escogidos abarcaron sus tres discos,
con el crudo sonido que han desarrollado con “Humbug”, cambio de imagen
incluido, y a las primeras de cambio ya interpretaron “Brianstorm”, pero sin
duda alguna los momentos más celebrados llegaron de la mano de “The View From
The Afternoon” y “I Bet You Look Good On The Dancefloor”. Para el bis  reservaron “Fluorescent Adolescent”  finalizando 
con lluvia de confeti incluida.