La noche del pasado viernes volvía al Dabadaba Joe Crepúsculo, esta vez acompañado de su amigo Aaron Rux a los sintes. Los dos solos se bastaron para hacer saltar, cantar y sudar a un abarrotado Dabadaba durante casi dos horas. Un show seguramente demasiado largo para más de uno, a pesar de que el propio Joe lo advertía al inicio del mismo. “Hemos venido a tocar todas las canciones que nos dé la gana” dijo.

Y así lo hicieron. Repasaron todos sus temas más conocidos y otros menos sonados a lo largo de un extenso set, que arrancó fuerte con una enérgica “Te Voy a Pinchar”. Sin otro instrumento sonando más que un arsenal de sintetizadores y teclados y la voz del propio “Crepus”, el abanico de sonidos resultó espectacularmente amplio. Generando una montaña rusa de sensaciones a medida que avanzaba la noche. Desde lo más discotequero y petardero al estilo Fangoria a la oscuridad más profunda e íntima.

El tramo final del concierto fue subiendo la intensidad a base de bailables himnos como “La Canción de tu Vida” o “Pisciburguer”. Sin olvidar la genial cover de “Maricas” de Los Punsetes. Finalmente, tras un breve amago de terminar, los dos músicos volvieron al escenario para cerrar, como de costumbre, con el indiscutible hit “Mi Fábrica de Baile”. Invasión popular incluida.

Mención especial al público, que coreó hasta las comas. Se respiraban ganas de disfrutar en el ambiente.