Ya nadie entra en Myspace, pero en mi afán de buscar referencias, ampliar conocimientos, huir de etiquetas de este dúo sevillano, me zambullí en la otrora popular red social y encontré la frase que me dio alas para ir con otra alegría a escuchar el concierto de los I am Dive en la sala de El Generador: estos chicos hacen “¡canción popular melodramática!”.

I am Dive, de gira por Canarias, traen bajo el brazo su recientisimamente editado “Constellations”, primer trabajo de la banda para Foehn Records, presentándolo en sendos conciertos, en ambas capitales de provincia, Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria, los más alejados de su ciudad natal que han dado a fecha de hoy.
Abrió la noche Diego Hernández, nuevo fichaje de la disquera Foehn, músico indispensable de la escena musical canaria que con su sencillez habitual puso un trocito de su alma en cada canción y que interpretó la versión más minimalista de los temas que van a formar parte de su próximo trabajo (me confesó que ya tiene dos discos grabados).

Por su parte I am Dive son dos guitarras, voz y bases; una sencilla propuesta pero que te lleva a un estado de casi catarsis, dada su finísima factura. Al escucharlos te viene a la mente un Bonnie “Prince” Billy, un Bon Iver y otros barbudos como Little Wings o quizás Thom York, pero no puedes evitar caer subyugado ante la belleza de sus canciones. La voz de Esteban Ruiz y las guitarras de éste y de José A. Pérez me llevaron a ese irreal y momentáneo estado de felicidad que tanto agradezco últimamente. El iTunes dice que ya he reproducido “I Was Sad So I Was Dancing” dieciseis veces.