Los cumpleaños siempre son motivo de alegrías y satisfacciones, y si de un sello discográfico se trata, la celebración tiene más mérito y más confeti de lo habitual, dado el difícil panorama musical actual. El Genio Equivocado es la aventura de Joan Casurellas i el Rafa Piera, agitadores musicales de la escena barcelonesa (Pin y Pon djs, Bisfestival …) que hace cinco años crearon una discográfica para empezar a dar salida sus inquietudes musicales. Para celebrar dicha efeméride han montado una serie de conciertos en Barcelona, Madrid y Sevilla con una representación de grupos de su discográfica.

La velada la abrieron Cómo Vivir en el Campo, grupo formado en Madrid que se mueve entre el pop rock con tintes del indie de los noventa. Ofrecieron un directo consolidado con buenos momentos como es el tema “La Perla del Pacífico” que se encuentra en su segundo lp “CVEEC 2”.

Siguieron Grushenka, banda que empezó bajo los sonidos Shoegaze y ahora ha evolucionado a melodías de Dream Pop. Durante su concierto, convencieron más cuando se movieron por terrenos distorsionados y más rítmicos que por los medios tiempos.

Llegó el turno de Hans Laguna, una de las referencias más tranquilas del sello, músico dotado de una gran personalidad de diferentes caras, que fue desvelando durante su actuación.

La actuación de Murciano Total quedó un tanto deslucida por culpa de una sonorización efecto “pelota” que no dejó entender del todo su propuesta. Se perdieron las voces de sus cantantes y los matices musicales de las melodías del grupo.

Lo del grupo barcelonés Les Sueques cada día va a más, ahora se muestran más seguros sobre un escenario que en sus inicios. Y su propuesta es más rica musicalmente como se pudo comprobar con el adelanto de lo que será su segundo álbum “Educació Física”.

Cerraron Las Ruinas con la ayuda puntual de Hans Laguna a la guitarra, desplegaron su torrente de noise pop y esas letras que se están convirtiendo en himnos generacionales como “Cerveza Beer”, “Cubata de Fairy” o “Insecto” con los habituales bailes “pogos” entre el público.

Pero el colofón final llegó con la aparición de todos los grupos participantes sobre el escenario para tocar una canción realizada especialmente para Rafa y Joan, que finalmente subieron al escenario para cantar la archiconocida canción “Bailando” de Alaska y los Pegamoides bajo una lluvia de patatas fritas.
Muchas felicidades y que cumplan muchos más!