En una noche en la que todo eran cenas de empresa y compras de Navidad, en la Jimmy Jazz se reunían los ingredientes perfectos para una velada cuando menos jocosa. Por una parte Moonshine Wagon, grupo local encargado de abrir el evento, y por otra los burgaleses La Maravillosa Orquesta del Alcohol (La M.O.D.A.).

Los Moonshine supieron calentar el ambiente de una sala cada vez más llena tanto con temas propios, que podemos encontrar en el disco “Folk You!”, como versiones bluegrass de clásicos como “Nothing Else Matters” o “TNT”. Un perfecto entrante maridado con Basmoon Vodka para dar paso al primer plato que llegaba ataviado con su particular uniforme. Y es que una de las cosas que no ha cambiado desde que tocaran hace tres años en el ya desaparecido Atzekaldeta Fest es la camiseta blanca con la que salen al escenario.

moonshine_wagon_alex_barandiaran

Los de Burgos, recién llegados de Reino Unido y tras haber hecho un alto en Madrid, dieron comienzo al concierto con “Nubes negras” de su último disco “La primavera del invierno” y fueron alternando canciones de sus diferentes álbumes y maquetas, hasta se atrevieron a cantar la parte en euskera de Gorka Urbizu (Berri Txarrak) en “PRMVR” con la ayuda del público, que no paró de acompañar al grupo sobre todo en tema de su primer largo “¿Quién nos va a salvar? como “Nómadas” y “Los Hijos de Johny Cash”. Como bien dicen, no hacen ni indie, ni folk, son un grupo de amigos que se junta para tocar, y en Vitoria-Gasteiz demostraron que cada vez lo hacen mejor. Como broche final, los de Moonshine Wagon, instrumento en mano, se unieron a la fiesta que llegaba a su fin para interpretar junto a La M.O.D.A. una particular versión de “It´s a Long to the Top (If You Wanna Rock’N’Roll)”. En los dos conciertos se pudo ver a los grupos disfrutando tanto o más que el público.

la_moda_Moonshine_wagon_alex_barandiaran