Hacía mucho tiempo que Barcelona no vivía una oleada de conciertos de black metal de manera tan seguida. Primero Der Weg Einer Freiheit y luego clásicos como Satyricon y Mayhem. Esta noche la abrieron los franceses Regarde Les Hommes Tomber con un black crudo de esencia cercana a esos grupos primigenios, sobre todo en su directo, pero con el añadido de tintes más modernos y toques de post-black. Con solo dos discos publicados nos dejaron absolutamente alucinados, sobre todo con la puesta en escena de su recién sacado “Exile”, que copó la mayor parte del mismo con un inicio entre sombras y luces cegadoras con “L’exil” y “A sheep among the wolves” dejando a buena parte del público que asistía a la pequeña sala de Razzmatazz alucinados con su sonido y puesta en escena. De su anterior trabajo solo tocaron “Ov flames, flesh and sins”, con un inicio suave a modo introductorio que desemboca en la locura máxima. Pausa breve, ataque al merchandising para comprar esos dos discos que han sacado y para exhalar antes de la llegada de los alemanes.

Der Weg Einer Freiheit han sido prolíficos en nuestras salas este último par de años, y su nuevo disco “Finisterre” quizás aún no ha cuajado entre algunos de sus fans más duros pero en directo cada vez son mejores: ahora son una auténtica máquina de guerra que solo necesita sus pausas para recargar la brutalidad de su música. Aquí las luces azules y verdes quemadas contrastan con la intensidad de su black metal y con un setlist variado y homogéneo en el que tocan temas de sus cuatro álbumes. El cantante Nikita Kamprad, enfundado en la mítica camiseta de Dissection sin mangas que siempre lleva en sus directos, es el que da las órdenes a la banda y hace que todos paren el ritmo cuando la canción lo necesita, como en “Aufbruck” o “Skepsis Part II” de su último disco. El concierto avanza y banda y público se dan cuenta de que han crecido en intensidad y perseverancia. Un concierto honesto y duro que solo hizo que este próximo mes de octubre comenzara para los fans de la música extrema a un nivel enorme.