Los primeros valientes, que comenzaron a llegar a la zona de acampada del festival desde el miércoles, se vieron sorprendidos por la lluvia, pero fue un contratiempo salvable. La escasa intensidad de las precipitaciones no consiguió frenar el ímpetu de los miles de weekers que ocupaban la Playa del Poniente desde primeras horas de la mañana.
El pistoletazo de salida lo dio una fiesta de bienvenida en la que ya unos 25.000 asistentes pudieron disfrutar de dos mitos en sus respectivos estilos. Por un lado los mediáticos Mago de Oz, y por otro, el capo del rap patrio Kase.O, que presentaba su último disco “El Círculo”. Unos cuantos minutos de su concierto fueron suficientes para comprender porque el zaragozano acumula un sold out tras otro en su actual gira, espectacular.

Kase.O

Tras la potente carta de presentación de la primera jornada, Weekend Beach abría el jueves las puertas de su recinto al completo, con tres escenarios, algunas mejoras estéticas y 550.000 watios de luces y sonido. Decidimos comenzar nuestra aventura musical del día con Fuel Fandango, que aparecía en el escenario Torremar pasadas las 21:30. Tras la cancelación del año pasado por motivos de salud, Nita saldaba su deuda pendiente con el festival torreño con una gran actuación junto a su inseparable compañero Ale Acosta. Mientras tanto, los granadinos Lori Meyers hacían acto de presencia en el Weekend Brugal, con ese despliegue audiovisual que ha engrandecido su directo. A lo largo de la noche pasarían por ese mismo escenario Boikot, Narco y  los esperados Sepultura, que aterrizaron en España con su nuevo disco “Machine Messiah” bajo el brazo.

Dejando a un lado el trash metal y volviendo al escenario Torremar disfrutamos de Estricnina, el nuevo proyecto de Juanito Makandé y el Canijo de Jerez, que como era de esperar puso patas arriba el Weekend Beach.  El toque reggae lo ponía Dub Inc, a los que le siguieron Falsa Alarma y el malagueño Gordomaster.
El techno se hacía fuerte en el Sunrise San Miguel con pesos pesados como Chris Liebing, Rebekah y Matthias Tanzmann. Mención especial al granadino Horacio Cruz que lo ha vuelto a hacer, set espectacular con esa técnica impecable que le caracteriza. Por último, decidimos recibir los primeros rayos de luz con la actuación de Camo & Krooked y su particular interpretación del drum & bass. “Mosaik” es uno de los discos del año.

Horacio Cruz

Ya el viernes entrábamos en el ecuador de nuestra travesía festivalera con uno de los momentos más emotivos del fin de semana. Amparo Sánchez volvía a subir a los escenarios como Amparanoia para celebrar el 20 aniversario de su primer disco “El poder de Machín”. Uno de los momentazos que nos deja este Weekend Beach. Tras ellos La Pegatina, uno de los fijos desde la primera edición del festival y Residente, uno de los platos fuertes de la noche. Anthony B, Nada Surf y The Prodigy fueron otras de las grandes actuaciones internacionales que pasaron por Torre del Mar en la noche del viernes. Los británicos cumpliendo con su horario comenzaron su actuación ya entrada la madrugada. Miles de fieles llenaron el escenario Weekend Brugal para disfrutar de algunos sus míticos himnos como “Firestater” o “Smack My Bitch Up” entre otros. A pesar de algunos problemas de sonido, volvieron a demostrar que aunque pasen los años, siguen siendo una de las bandas de música electrónica con más capacidad de movilización en nuestro país.
Tras el éxtasis provocado por The Prodigy, decidimos continuar la noche con sonidos contundentes en el Sunrise Stage. Techno de calidad con especial mención para Nic Fanciulli y Cuartero, el malagueño no defraudó ante sus paisanos que lo acompañaron hasta el  amanecer.

Amparanoia

El sábado, tras tres días de fiesta, el cansancio se hacía notar y comenzaban a flaquear las piernas, pero bien es verdad, que a favor de Weekend Beach hay que decir que es un festival cómodo. Parking, zona de acampada, recinto y playa están a escasos metros uno del otro, todo en un entorno urbano lleno de servicios que te hacen mucho más fácil la supervivencia en esta prueba de resistencia festivo musical. Torre del Mar y sus vecinos han entendido bien los beneficios que el evento reporta a toda la comarca de la Axarquía y eso se percibe en el recibimiento a los miles de weekers llegados desde toda España e incluso de fuera de ella. Está buena sintonía entre promotores, asistentes, autoridades locales y vecinos es sin duda una de las claves del éxito de Weekend Beach.

Volviendo a la música tendréis que perdonarnos que no llegáramos a tiempo para uno de los últimos conciertos de Canteca de Macao antes de su disolución, una verdadera pena. Seguidamente y tras un emotivo recuerdo a Pedro Aunión, el acróbata fallecido en Mad Cool, comenzaba la actuación de Chambao. El duende del sur se apoderó del escenario Torremar consiguiendo subir la temperatura de una noche que parecía algo menos calurosa que las anteriores. Los Fabulosos Cadillacs mientras tanto agrupaban a weekers de distintas generaciones en el escenario Weekend Brugal originando uno de los momentos más apoteósicos de esta edición al tiempo que sonaba ese himno “Matador”.
Para nuestra sorpresa la actuación de The Prodigy no sería la más multitudinaria. Ese logro se lo llevaron los catalanes Estopa. Los hermanos Muñoz abarrotaron como nunca antes habíamos visto el Weekend Beach Festival con sus canciones de éxito y como no, con las de su último disco “Rumba A Lo Desconocido”. El nivel de química entre artistas y público fue máximo y será recordado como una de las grandes actuaciones en la corta historia del festival malagueño.

Fabulosos Cadillacs

Tras ellos, Mala Rodríguez, Tote King & Shotta acompañados del jerezano Dj Nexxa, y Ayax y Prok, posiblemente uno de los grupos más en forma del  nuevo rap nacional. De camino al Sunrise Stage tuvimos la suerte de escuchar al incombustible Rosendo y a su mítico “Maneras De Vivir” una vez más, nunca nos cansaremos. Ya ubicados en el escenario techno, que presentaba otro lleno absoluto –enhorabuena Gonçalo- decidimos acabar nuestra aventura en Torre Del Mar a ritmo de Paco Osuna. Agotados pero con la maleta llena de buenos recuerdos damos por iniciada la cuenta atrás para el quinto aniversario de Weekend Beach Festival. Ya hay fecha, el 4, 5, 6 y 7 de julio de 2018.