La Sala Satélite T, sala donde se estan celebrando algunos de los conciertos más interesantes en Bilbao, con un sonido impecable recibía a los invitados e invitadas al primer concierto de Cómo Huele! en 32 años…Un grupo con un solo Lp lleno de melodías electrónico-románticas pegadizas que por causas personales tuvo que separarse…Una banda de 1984 en el País Vasco que canta en castellano y con influencias de los muy recien paridos New Order pero con su propia originalidad sin copiar a nadie; un grupo muy alejado del Rock Radical Vasco de la época y con una onda muy peculiar de los que ellos llamaban tuli punk funk. Canciones para celebrar el Amor. Algo anómalo entonces y quizás me atrevería que decir ahora; sin ninguna concesión a lo cursi o ñoño. Bases rítmicas potentes para un único Lp “Romance y Aventuras”, un disco que sigue sonando fresco y ha sido reeditado por Subterfuge Records en una edición limitada de vinilo blanco coinciciendo con el Record Store Day el 16 de abril de 2016. Una semana después se celebraba este concierto con todas las entradas agotadas. Un decoración desde la puerta de fuera en homenaje al mítico Gaueko realizada por Bada+Quanta y unas proyecciones de cachos de películas que eran vanguardistas en su época y no han envejecido en absoluto, en manos de Alejandro de la Rica, fotógrafo oficial del Gaueko, proyectándose sus preciosas fotos sobre Cómo Huele en su único concierto en esa sala. Algo que podría dar a sensaciones nostálgicas pero que fueron rápidamente olvidadas por la intensidad emocional del cantante Borja Lopez de Guereñu y sus románticas letras y la impresionante música del multi-instrumentista Javier Maculet, aquí acompañados por el bajista Sergi Barahona venido de Barcelona para tal especial ocasión. La gente entregada desde el principio, sabiéndose las canciones y un evento a recordar en el tiempo. Hace unas semanas cuando le comenté lo del concierto a una persona, me dijo: “ – Yo no voy a ver grupos viejos” perdiéndose así por sus prejuicios guayer edaistas (ageism) uno de los conciertos y noches para recordar que cada vez se dan menos en la domesticada Bilbao. Tampoco acertó en absoluto porque Cómo Huele son como La Bella Durmiente: han estado en sueños hasta despertar para este único concierto. Me repito: Sonaban Frescos.

Comenzando con un tema nuevo “La virgen del tiempo” pasando por la coldwave de “La Inundación” avanzando por los diversos temas del disco como la lenta “Sebastian” con ese bajo taladrante y bases rítmicas implacables y guitarra acompañante; rasgando la linealidad; el pegadizo tema “Uno de los dos”pasando por “los temas perdidos” recuperados para la reedición como son “Romances y Aventuras”, Esto es todo lo que hay que saber (sobre un gobierno)” y “Escondidos entre las olas”…Todos temás muy melódicos y accesibles sin perder un ápice de la distancia dada por la electrónica…Varias versiones muy cañeras de “El chico de los ojos salvajes” y “Al fin almorzar almorzar “ con la guitarra distorsionada a tope y un Maculet pletórico para terminar con el hit (“¿regional”?) “Me quieren hacer comer” para mí la canción que refleja y me hace recordar esa época como ninguna otra canción tatareada por la mayor parte del público; según me cuenta Javier Maculet sobre la situación adolescente en que un joven duda en lanzarse en los brazos del sexo, quizás no está preparado todavía pero el entorno social obliga. Para terminar dos bises: “Heroes” cantada por Maculet que no es cantante ni presume aquí de serlo con una guitarra heroica que asume ese rol y una versión de un antiguo tema soul de Roger Nichols y Paul Williams, “Talk it over in the morning” cantada por la voz de un emocionado y emocionante Borja Lopez de Guereñu cuya voz ha aguantado muy bien el peso del concierto. Muchos aplausos. La velada se despedía con la maravillosa pinchada de música recogiendo temazos de entonces a manos del gran DJ y organizador del evento, Alejandro Arteche. Todo el mundo salió super-feliz. Pop Punk Oscuro. Todo tiene que acabar. Todo tiene su final.