El viernes acudimos a la recién inaugurada sala Moma (antigua Aranzazu) para presenciar el estreno oficial de “Un millón de hombres”, nuevo trabajo de los barakaldeses El Capitán Elefante, que recorrerán en los próximos meses toda la geografía peninsular para presentarlo en directo. En Bilbao estuvieron acompañados por Eladio y los Seres Queridos, banda de Vigo que también traía disco recién salido del horno.

A los gallegos les tocó la ardua tarea de salir a una hora muy temprana ante una sala todavía medio vacía, que se fue llenando poco a poco. El cuarteto presentó su pop alternativo jugando con crescendos e intensidades y con un sonido muy bueno (el equipo de la nueva sala es un lujo). Sin embargo, la propuesta de Eladio y los Seres Queridos (foto inferior) nos dejó un tanto fríos y cogimos con gusto la propuesta más cañera de El Capitán Elefante.

Ante más de 150 personas, los de Barakaldo empezaron muy arriba con “Dios vive en Nueva York” y fueron alternando temas de sus dos últimos trabajos como la catastrofista “Accidentes provocados” o “Jone y Gari”, directa a la yugular y muy coreada por el personal. Jugaban en casa y se les notaba a gusto sobre las tablas.

Desde el primer momento quedó claro el giro musical de la banda: han pasado de un pop más al uso a una onda más agresiva con temas apoyados en una base rítmica muy potente y con la voz canalla de Javier Marcos en primero plano desgranando unas letras ácidas y cargadas de ironía.

Después de una primera parte del set más machacona y rockera, El Capitán Elefante viraron al baile y al indie patrio, como unos Izal pero con mucha más garra y buen gusto. Pusieron a todo el mundo a moverse en “Dancingcidio” y se lucieron en “Un millón de hombres” y “Enfermos de tristeza”, con ese irresistible riff hortera.

El cuarteto remató la faena con “Otro día más” (“y dejo de fumar, te lo juro por Arturo”) y regaló un bis con “Xanadú HD”, homenaje a Olivia Newton John y la ELO que fue el culmen de la noche. En definitiva, 16 canciones directas, con actitud y un sonido notable. Muy bien.