La música de Kakkmaddafakka, Foals o Hot Chip de la mano de MondoSonoro dj’s, o lo que es lo mismo, Joan S. Luna, llenó Razzmatazz 2 mientras llegaban los asistentes y pasaban por el photocall de Black XS, guitarra en mano. A las 9.30 Chinese Christmas Cards aparecieron pulcros y puntuales sobre el escenario. Los chicos de moda acaban de estrenar su nuevo videoclip en NME y derrochan hiperactividad, sobretodo con una intro como la de ayer. Sabia decisión la de contar con un batería para los directos, ya que como trío funcionan todavía mejor, con un sonido compacto y con más cuerpo. Presentaron las canciones de su nuevo EP, “Barcelona” y lo hicieron con alguna variación en algunos temas, pero la esencia estaba clara: pop electrónico con todas sus letras. Hubo tiempo para un bis, que aprovecharon para presentar un tema nuevo y agradecer de nuevo al público el apoyo recibido hasta el momento.

Después, les tocó el turno a Mendetz, quienes también tenían mucho por lo que alegrarse, ya que actuaban en casa –nos encanta bailar al lado de sus padres entregados- y lo hacían presentando su nuevo disco, “Silly Symphonies”, que acaba de ver la luz. Así empezó su concierto, con “2012”, corte que abre su tercer trabajo. Les vimos también con nueva formación, sin Pablo Filomeno a la batería pero con su nuevo fichaje, Roberto; que sin duda acabó con cualquier reticencia posible. Hubo momentos de enajenación mental, véase a los Vengamonjas subiendo al escenario como si fuera la fiesta de algún colega, para cantar “Plasticine”, cuyo videoclip han dirigido. Además de presentar varios de sus nuevos temas, Mendetz repasaron los hits de “Souvenir”, como “Botino’s Beach” o “Souvenir” y nos nos cansaremos de reivindicarlos. ¿Alguien puede decir lo contrario cuando Stefano Maccarrone se abalanza sobre el sintetizador? Lo suyo fue un set bastante equilibrado, en el que también nos deleitaron con sus primeros temas como “Sofa” o “Futuresex”. Nos quedamos con ganas de escuchar en directo más temas de su tercer disco, pero todo llegará. Como siempre, la noche acabó con el bis indiscutible de “Freed From Desire” y con ganas de más, sobretodo desde las últimas filas de Razzmatazz 2, en las que el sonido no hizo justicia a las bandas. Para terminar la noche, más hits de la mano de Mondosonoro Dj’s, alguna foto de último momento para los rezagados del photocall y para casa, que algunos trabajan hoy.