MondoSonoro Comics

En ocasiones, al coger en tus manos un cómic, tienes una primera impresión que te dice que es algo especial. Eso sucede muy pocas veces cada año, y por suerte con esta obra de Lucas Varela la primera sensación se confirmó apenas disfrutar las primeras páginas.

Este autor argentino es conocido sobre todo por la publicación “La herencia del coronel” (Dibbuks, 10) y “Diagnósticos” (La Cúpula, 16), pero en “El día más largo del futuro” lo borda. Relato sin palabras en un mundo futurista donde en el desarrollo de la tecnología ha llegado a un nivel casi supremo, Varela te atrapa con una narrativa de ritmo continuo que consigue que te metas de lleno en su universo. El querer saber qué narices sucederá a ese mundo divido en dos megacorporaciones que podrían bien estar sacadas de mundos del 2000 AD británico o del futuro distópico de “El eternauta” de Solano López y Hector G. Oesterheld es lo que mantiene enganchado a esta obra. Aquí los personajes principales son diferentes, uno por cada megacorporación, un humano con ganas de experimentar y un robot que no cumple los protocolos especificados, que harán que el espectador observé como en una película sus andanzas para conseguir los propósitos de sus jefes. Espectacular dibujo, espectacular definición de personajes y lugares, y todo sin una sola palabra. Bueno, sí, los títulos de los capítulos y el “zank zank” persistente de algún robot chivato.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies