Nivel alto

Tomen nuestra lista de diez títulos como referencia de imprescindibles, pero sepan que hay más, muchísimo más, que se nos queda fuera pese a su calidad e interés. Nos quedamos cortos, pero ya les decía lo mismo el mes pasado. Lo que sorprende es que la cosecha nacional tenga, una vez más, tanto y tan interesante. Así que vanagloriémonos de ello.
Podríamos empezar con algunos autores imprescindibles año tras año que, por diversos motivos, al final se quedan fuera de la lista definitiva. David Rubín, junto a Matt Kindt, con Ether; nuestro admirado Paco Roca que deja dos obras más que atractivas a tener muy en cuenta (La encrucijada y Confesiones de un hombre en pijama); Nazario, con la compilación de Anarcoma de Nazario; Beá con la reedición de Siete vidas; Tyto Alba con el precioso Fellini en Roma, Daniel Torres con Roco Vargas. Jupiter, por citar algunos. Y podríamos continuar con otras obras que no debemos dejar de lado. Apunten y así nuestra lista de diez cómics no se les quedará tan corta. Fragmentos seleccionados de Andrés Magán, El ruido secreto de Roberto Massó (autor también de Zona hadal), Carvalho. Tatuaje de Hernán Migoya y Bartolomé Seguí, Cuerda de presas, Monet, Carlitos Fax, La balada de Jolene Blackcountry o Conociendo a Jari, entre otros. Joan S. Luna


1.- Un millón de años

David Sánchez

(Astiberri)

Un millón de años es un trabajo maduro, bizarro y simbólico en el que Sánchez se rige ya por sus propias normas. Obviamente, la obra no es apta para todos los públicos, pero quienes hayan aceptado firmar un contrato imaginario con el autor pueden estar contentos, porque Un millón de años posiblemente sea su creación más inquietante, y eso hablando de él es mucho decir. Joan S. Luna


2.- Atraco a mano alzada

Lundi/Javier Ara

(Drakul)

 Animador, autor del fantástico cortometraje Dreaming A Whole Life y de diversos cómics digitales, Javier Ara se ha sacado de la manga una obra imaginativa que juega con la metaficción combinando el mundo del cómic con el thriller. El resultado atrapa desde el primer momento, jugando con el lector y dando como resultado una de las sorpresas de la temporada. Joan S. Luna 


3.- Febrero para galgos  

Peter Jojaio

(Entrecómics)

Con ecos de Drnaso o del último Tomine, el albaceteño Peter Jojaio golpea nuestro cerebro bienpensante con un perturbador cómic no apto para gente feliz o amantes del escapismo ligero. Aquí brotan la violencia doméstica y la fantasía criminal mientras un escalofrío recorre cada viñeta y salta a cada una de las vértebras de tu espina dorsal. Poca broma. Magistral. Demoledor. Durísimo. Octavio Botana


4.- Cosmonauta

Pep Brocal

(Astiberri)

Héctor es un astronauta solitario a quien acompaña NIC, su particular HAL 9000, con quien interactúa durante toda la obra. A través de una narrativa fluída y un dibujo muy personal, Pep Brocal nos va explicando el destino de este viaje por el espacio. Humor, nihilismo y filosofía existencial se dan cita en un título interesante y, sobre todo, muy inquietante. Eduard Tuset


5.- Pinturas de guerra

Ángel de la Calle

(Reino de Cordelia)

El autor del reverenciado Modotti, firma una obra poblada de personajes diversos, momentos crudos y una planificación en la que todo ello encaja. Lo que empieza como el interés de un periodista por una actriz estadounidense acaba virando hacia una historia de represión, política latinoamericana y aquello que llaman las cloacas del sistema. Enrique Gijón


 

6.- Estamos todas bien  

Ana Penyas

(Salamandra Graphic)

Lo que nació como un homenaje de la autora a sus dos abuelas, acabó convirtiéndose -Premio Internacional de Novela Gráfica Fnac-Salamandra Graphic mediante-, en un diálogo con su pasado. Como consecuencia de esa conversación tenemos entre manos una auténtica historia cotidiana de nuestro país y una reivindicación necesaria de toda una generación. Óscar Gual


7.- La deuda    

Martín Romero

(La Cúpula)

Los efectos de la crisis son todavía muy visibles y lo serán durante mucho tiempo: sueños frustrados, renuncias obligadas, créditos impagados y deudas de por vida. Siguiendo el vagabundeo por la ciudad de un par de perdedores, un humorista fracasado y un cobrador del frac novato, experimentaremos un retorno a los orígenes que derivará en una tarde de perros. Óscar Gual


8.- Encuentros cercanos  

Anabel Colazo

(La Cúpula)

Anabel Colazo da un paso adelante con Encuentros cercanos, y lo hace con firmeza, por mucho que haya aspectos que, sin duda, pulirá en obras venideras. Si ya apuntaba maneras con El cristal imposible, aquí firma una obra divertida, simpática y con personajes bien definidos que gira alrededor de los contactos extraterrestres combinando humor y suspense. Enrique Gijón


9.- Disparen al humorista

Dario Adanti

(Astiberri)

 Adanti se ha posicionado como uno de los autores de 2017 con un trabajo en torno a límites y esencias de esto del hacernos partir la caja. La suya es una novela gráfica concienzuda que hibrida a Scott McCloud, el Gato Félix y Jim Woodring desde ese estilo único y reconocible que lleva practicando décadas. Octavio Beares

 


10.- Nuevas estructuras

Begoña García-Alén

(Apa-Apa Cómics)

Nuevas estructuras es la obra cumbre de una autora de discurso apasionante que, hasta la fecha, no ha hecho más que crecer. Abstracción y simbología cobran un nuevo sentido de narrativa libre y embriagadora plasticidad, una experiencia tan difícil de explicar con palabras como sublime cuando la disfrutamos con la vista. Alex Serrano