11.- La Bien Querida

“Fuego”

(Elefant)

(POP) Una mirada hacia delante que celebra en sí mismo la trayectoria del grupo, ya que a este Fuego lo avivan todos los ingredientes que han hecho de La Bien Querida lo que es: el punto castizo de Romancero, la fusión tropical de Fiesta, la electrónica de Ceremonia y la oscuridad de Premeditación, nocturnidad y alevosíaCristina Pancorbo


12.- Hal Incandenza

“Calor”

(Lost Worlds)

(ELECTRÓNICA) Henry Saiz está de vuelta con nuevo alias y su disco más lúdico y lúbrico hasta la fecha. Una inmersión en las cristalinas aguas ibicencas de la mano de una serie de amigos y amigas (Eloy, HNIN, Mammals y Linda Mirada) que ponen voz a las fantasías discotequeras del productor madrileño. Luis J. Menéndez


13.- Teething

We Will Regret This Someday

(Selfmadegod)

(GRINDCORE) Este disco es un hostión épico en toda la cara, así que aquellos que presionen el “play” esperando encontrarse blasts arrolladores, guitarras y bajos infernales y a un vocalista con personalidad y muchísima mala baba, van a quedar de sobra satisfechos tras la escucha de los doce temas. Pero la cosa no queda ahí. Teething es violencia pura, pero también un cóctel perfecto de brutalidad accesible, two-steps hardcoretas bailongos y humor negro combinado con amenazas de muerte. Sofía Cuevas González


14.- Karen Koltrane

“Karen Koltrane”

(Foehn)

(POP) El proyecto de Ángel Valiente, que en directo cobra vida con la ayuda de Atención Tsunami, da un paso al frente. Las líneas maestras están bien definidas -krautrock y la herencia de Joaquín Pascual-, pero en el plano sonoro y compositivo más que un paso adelante el disco supone una expedición a los glaciares. Luis J. Menéndez


julio

15.- Julio De La Rosa

Hoy se celebra todo

(Ernie Records)

(POP) La presente entrega sugiere, ya desde el título, que este podría ser el álbum más optimista e incluso luminoso del autor. Sucede que es un disco más amable de lo habitual en cuanto a sensaciones, y genera a su paso cierta calidez, en lo que supone una agradable sensación. Y eso que, en cualquier caso, la honradez expresiva sigue presente en el nuevo decálogo, y la honestidad brutal del músico mantiene su aspereza e impacto. Las líneas que separan las diferentes artes comienzan a difuminarse definitivamente, porque los ambientes cinematográficos también tienen presencia en las diferentes escenas de la presente entrega. Raúl Julián


16.- Melange

Viento Bravo

(Autoeditado)

(PSICODELIA La mezcla de psicodelia añeja, rock lisérgico y músicas mediterráneas consolida un discurso propio, que avanza con fluidez a la vez que invoca nombres como los de Can, Triana o Six Organs of Admittance. Solo así pueden encajar los evocadores paisajes de Río revuelto con la épica progresiva de RuinasEnrique Peñas


rata negra

17.- Rata Negra

Oído absoluto

(La Vida Es Un Mus/Beat Generation)

(PUNK) Algo, cómo no, se sigue filtrando de Juanita y Los Feos. La cara más afterpunk, los giros vocales y las letras amargas siguen ahí, vivitas y coleando. Pero -y supongo que en eso influye la mano de Pablo, batería de La URSS y Nueva Autoridad Democrática- la crudeza y velocidad que asoman son ya mérito de Rata Negra. Darío García


18.- Tulsa

“Centauros”

(I*M Artist / Intromúsica)

(POP) Dice Miren Iza que el fantasma de la languidez planea por su música, y que esta vez y de una vez por todas ha querido espantarlo con Centauros. Diez canciones más enérgicas y viscerales, donde lo humano y lo animal van de la mano, y donde continua experimentando en busca de nuevos sonidos. Teresa Vaquerizo


19.- Giganto

“Látigo canta”

(BCore)

(POST-HARDCORE) Jose Torre, Víctor Teixeira y un ya integrado Jaime García tenían nuevos planes y distintas estrategias para este disco. Su segundo largo supone un paso adelante, fichaje por BCore incluido, dejando claro que se encuentran fuera de los típicos subgéneros previstos para una banda instrumental. Bruno Corrales


20.- Las Odio

Futuras esposas”

(Autoeditado)

(GARAGE-ROCK) Con el costumbrismo como género preferido y una ironía tan afilada como las uñas de la portada del álbum, Las Odio ponen el foco sobre los listillos que no superan los estrenos discográficos de las bandas en Yo lo vi primero y animan a los adictos a las modas y al postureo a tener criterio propio. Beatriz H. Viloria

Sigue leyendo—>