1.- Jason Isbell And The 400 Unit – The Nashville Sound (South Eastern)
2.- Tyler Childers – Purgatory (Hickman Holler Records)
3.- Rhiannon Giddons – Freedom Highway (Nonesuch)
4.- Dead Man Winter – Furnace (Gndwire)
5.- Old 97´s – Graveyard Whistling (ATO / Warner)
6.- Ryan Adams – Prisioner (Virgin / EMI)
7.- Laura Marling – Semper Femina (Kobalt / Popstock!)
8.- Chris Hillman – Bidin ´ My Time (Decca)
9.- Malcom Holcombe – Pretty Little Troubles (Gypsy Eyes Music)
10.- Justin Townes Earle – Kids In The Street (New West)

Sin perder comba

El folk y la música de raíz americana siguen dándole al aficionado grandes motivos para no perder la comba de la actualidad y refugiarse en los viejos vinilos del pasado. Sin ir más lejos, nuestro rotundo ganador de este año, Jason Isbell, lleva encadenados tres discos de ensueño que le han colocado por méritos propios en el Olimpo de los grandes autores de la actualidad. Músicos consagrados como Ryan Adams cuya inclusión en esta lista era obligada gracias a un disco tan confesional como Prisioner. En el apartado femenino hay que destacar el maravilloso trabajo que ha realizado Rhiannon Giddons,en el que nos recuerda el drama de la esclavitud a golpe de banjo desgarrador y una voz de ensueño. También resulta obligada la presencia de Laura Marling, máxime si en su nuevo disco regreso de forma triunfal a los patrones iniciales de su indie-folk clásico.

En el apartado de jóvenes promesas cabe destacar el sólido álbum que ha realizado Tyler Childers cogiendo el relevo de Sturgill Simpson. Y si nos vamos al otro extremo, el de los veteranos, pocos lo son más que Chris Hillman que reverdece su legado más allá de The Byrds y los Burritos Brothers. Aunque eso no fue todo y, como siempre, se quedaron fuera de lista nombres tan interesantes como los de Aimee Mann, Lukas Nelson, Tift Merritt, Rose Cousins, Colin Hay, Nikki Lane, Jim Keaveny, Elijah Ocean, Hiss Golden Messenger… Don Disturbios