1.- Déjame salir – Jordan Peele
2.- La vida de calabacín – Claude Barras
3.- Dunkerque – Christopher Nolan
4.- Un cadáver para sobrevivir – Dan Kwan & Daniel Scheinert
5.- The Disaster Artist – James Franco
6.- En realidad nunca estuviste aquí – Lynne Ramsay
7.- Your Name – Makoto Shinkai
8.- Manchester frente al mar – Kenneth Lonergan
9.- Crudo – Julia Ducournau
10.- It – Andrés Muschietti

En nuestras pantallas

Aunque la cantinela sobre eso de que ya no se hacen películas como las de antes va a seguir hasta el fin de nuestros días, aquí somos gente entusiasta y valiente y nos vamos a seguir mojando en el sentido contrario: cada año hay un buen puñado de filmes que, muy probablemente, serán clásicos con el paso del tiempo. Elegir solo diez por temporada es difícil, así que vamos a utilizar estas líneas para enumerar los filmes que se han quedado fuera por poco.

En Europa brillan con luz propia la causticidad y locura de Toni Erdmann de Maren Ade y la fábula chaplinesca El otro lado de la esperanza de Aki Kaurismäki. En Estados Unidos dos títulos que, mirando al pasado, denuncian con contundencia a la América racista del presente: el documental I’m Not Your Negro y la asfixiante y tensa Detroit de Kathryn Bigelow. Y tres perlas que se acercan al género fantástico y de terror de forma muy personal: A Ghost Story de David Lowery, Madre de Darren Aronofsky y La seducción de Sofia Coppola. Ah! Mención especial para el cine coreano con las trepidantes Train To Busan y El imperio de las sombras. Xavi Sánchez Pons