50 canciones para el año de Tangana

Una canción, sólo una, que de alguna forma represente lo que ha sido este 2016 que ya termina. Todo un reto que no todos los años hemos podido cumplir con éxito. Sin embargo la elección de “Antes de morirme” sí que dice mucho sobre diferentes aspectos de la cambiante escena musical de nuestro país en el último año. Empezando por los dos autores e intérpretes C. Tangana y Rosalía. El primero ha sido desde la publicación de la mixtape “10/15” a finales de 2015 uno de los músicos más activos y que más ha dado que hablar, con una actividad inédita en sus diez años de carrera, tanto a la hora de publicar nuevos temas como de presentarlos en directo en su faceta en solitario o como integrante de Agorazein. Rosalía, por su parte, sin apenas grabaciones de referencia previas y la promesa de un disco que se publicará en 2017 del que aún no hemos podido escuchar ningún adelanto, se ha convertido en un nombre esencial para entender la deriva musical de la música popular de este tiempo, el enganche entre la tradición flamenca y las músicas urbanas. La canción supone el feliz encuentro entre un madrileño y una barcelonesa, apostando por una base rítmica de corte latino para levantar un tema esencialmente pop con proyección internacional.

Además “Antes de morirme” también nos habla de nuevas fórmulas de distribución musical, con youtube definitivamente convertido en el termómetro más fiable a la hora de determinar la popularidad de un nuevo artista. Bien saben de eso Dellafuente, Niño Maldito o el canario Bejo (“Mucho”, el tema que incluimos en esta lista supera ya los tres millones de visualizaciones), representantes de ese nuevo rap que sin pedir permiso a nadie se ha convertido en banda sonora generacional rompiendo esquemas entre una vieja guardia bien representada aquí por el contundente pepinazo de Kase.O “Esto no para”. Y a medio camino de unos y otros francotiradores del géneroé como Elphomega (“Nitelites”) y Froh Sounz (“Arte sano”).

También encontramos en esta lista canciones que definitivamente miran fuera de nuestras fronteras, como el “And I” del madrileño Ed Is Dead que firma en colaboración de WOMOH y NN, y que además cuenta con un vídeoclip con aires de superproducción multinacional. Otros productores electrónicos con éxito fuera de nuestro país son beGun y Pional que aportan “Yoko” y “The Way You Like” respectivamente, o incluso El Guincho, que en “Comix” colabora con Mala Rodríguez para conseguir el tema más redondo de un disco que en líneas generales nos ha resultado desconcertante. Y aunque la canción ya formó parte de nuestro top de canciones del 2015, este resumen no estaría completo sin señalar el éxito fuera de España de Yall y su “Hundred Miles”, que durante este 2016 alcanzó el disco de oro en Suiza y Alemania y el disco de platino en Francia.

El año también nos ha dejado grandes himnos pop, la mayor parte escondidos en discos publicados por sellos verdaderamente independientes, pequeñas joyas del underground que piden a gritos ser reivindicados. Es el caso de “Antes de conocerme” (El Último Vecino), “Los peces” (El Palacio De Linares), “Insuficiente” (Rusos Blancos), “Espejos” (Cineplexx), “El grande” (Cómo Vivir En El Campo), “Mi consentido” (Kokoshca) o “Évoli” (Terrier). Y, frente a esos temas, las aportaciones de viejos conocidos de esta casa como Enric Montefusco, Manel, Sidonie, Delafé, Delorean, Mucho, Was, Love Of Lesbian, La Habitación Roja, Muchachito o Quique González. Algunos de ellos han completado discos irregulares que no figuran entre nuestros 40 favoritos de lo mejor del año, pero independientemente de ello canciones como “Carreteras infinitas”, “Lo más bonito del mundo” o “You Gotta Be Cool” inevitablemente se han convertido en parte importante de la banda sonora de este 2016 que ya toca a su fin. Luis J. Menéndez