A continuación repasamos algunas de las más destacadas grabaciones que mejor definen lo que representan los Electrical Audio como estudio de grabación.


Silkworm

La banda de culto ha grabado su mejor material en el estudio de Albini. Reconvertidos en Bottomless Pit tras la trágica muerte de su batería Michael Dahlquyst en un accidente de coche, siguieron fieles a la casa.


Shellac

El demoledor trío formado por Albini, el bajista Bob Weston (que trabajó en Electrical hasta que creó su propia y cada vez más activa empresa de masterización, Chicago Mastering Service, que ha masterizado, entre muchos otros, los dos últimos trabajos de LCD Soundsystem) y el batería Todd Trayner, graba todo su material en el estudio desde su misma apertura. La energía cruda de Shellac se registra, así, en todo su esplendor.


Zwan

Pocos se acuerdan ahora, pero el malogrado súper grupo de Billy Corgan, Paz Lenchantin (actual bajista de Pixies) y David Pajo (Slint) grabó su debut y único disco en Electrical. Sin demasiada fortuna comercial, por cierto.


The Breeders

Gran amiga de Albini, Kim Deal ha grabado siempre que ha podido en su estudio, apostando por un sonido orgánico que en Title TK (4AD/02) ambos llevaron a su máxima expresión.


Nina Nastasia

Perfecta muestra del talento acústico que ha pasado por Electrical -no sólo de ruido y agresividad vive el hombre-, la cantautora norteamericana ha grabado maravillosas joyas atemporales como ésta.


Mogwai

La banda escocesa inmortalizó este corte fascinante de pegada colosal y veinte minutos de duración con el cambio de siglo. Otros héroes del post-rock como los canadienses Godspeed You Black Emperor! han elegido habitualmente la mano del también músico y técnico de la casa Greg Norman, aunque grabando en Canadá.


Low

El austero trío de Duluth ha inmortalizado buena parte de su obra más genuina en Electrical. Como muestra, esta soberbia Dinosaur Act de su Things We Lost In Fire (Kranky, 01).


Mono

Los japoneses han encontrado un socio perfecto en Albini para capturar la inquietante belleza y brutalidad de su música. En el caso de su último disco Requiem For Hell (Temporary Residence, 17) volvieron al estudio de Chicago, por el que habían pasado varias veces, y el resultado es inmejorable.


La conexión ibérica

El prestigio del ingeniero de sonido y su estudio ha llegado a nuestro país, y grupos como La Habitación Roja o 12Twelve han cruzado el charco para grabar con el norteamericano. El disco de los valencianos ha sido reeditado en vinilo recientemente.


The Stooges

Con los Stooges no podía cagarla. Fueron una banda muy importante en mi vida y este disco ha sido lo más grande que he hecho”, confesó Albini en relación a la reaparición de Iggy Pop y los hermanos Asheton en The Weirdness (Virgin, 07). La energía salvaje y crepuscular de Iggy y compañía no podía tener mejor compañero de viaje para ser plasmada en cinta, aunque la recepción sería discreta. Buen testamento para los de Detroit.


Expèrience

La banda de Michel Cloup y compañía grabó su obra maestra Nous (En) Sommes Encore Là (Ici d´ailleurs, 07) demoledor maridaje de rock a la yugular e influencias hip-hop a las órdenes del ingeniero Greg Norman, segundo de a bordo, cuya pericia técnica no tiene nada que envidiar a la de su jefe. No han sido los únicos europeos fascinados por su estética sonora. Los austriacos Valina y otros han grabado parte de su mejor obra allí.


Jarvis Cocker

El británico asombró a propios y extraños en 2009 cuando presentó un disco de pop asilvestrado con riffs rockeros como el de su single Angela. ¿Suicidio artístico, ajuste de cuentas con el brit-pop? No sólo le flipó trabajar con Albini, “es que su estudio es ridículamente barato”, dijo. Razón de más.


Nuevas mezclas de “In Utero”

Para la reedición de la obra maestra de Nirvana en 2013, Krist Novoselic y Dave Grohl encargaron a Albini que culminara las mezclas que en su momento fueron vetadas por la discográfica, que las consideró poco comerciales. Albini ha dicho que la reedición en vinilo del 20 aniversario de In Utero es el proyecto que más se acerca a la alta fidelidad que persigue. Es decir: con la tecnología de que disponemos es imposible hacer que un disco en vinilo suene mejor.


Songs: Ohia

El tristemente desaparecido Jason Molina, uno de los nombres fundamentales de la americana alternativa, grabó la probablemente es su obra maestra The Magnolia Electric Co. (Secretly Canadian) con Albini en la primavera de 2003. Para muchos, primera referencia de su nueva encarnación, con la que viró hacia terrenos de rock clásico. 


Bob Mould

El legendario compositor norteamericano eligió el estudio, con producción externa, para grabar sus dos últimos y excelentes discos. ¿Casualidad? Aquí, uno de los cortes más destacados de su Patch The Sky (Merge/Popstock, 16).


Robbie Fulks

Aunque a menudo se asocia Electrical al sonido más desparramado y agresivo del punk, Albini es también un experto en grabar sonidos tan delicados como el folk de los Apalaches de este reputado cantautor de Chicago.


Cloud Nothings

“Probablemente, ni se acuerde de cómo suena nuestro disco”, dijeron los de Cleveland con sentido del humor, haciendo referencia al ritmo de trabajo del ingeniero. Lo que no impide que este álbum sobresalga especialmente entre su discografía. El recambio generacional está garantizado.


Ty Segall

El rock crudo, asilvestrado y de aromas atemporales del reciente disco homónimo del prolífico joven compositor californiano ha encontrado su perfecto aliado en Steve y su estudio.


The Cribs

Los hermanos Jarman grabaron Chi-Town una de las canciones más asilvestradas de su anterior disco, homenaje la ciudad del viento donde vivieron una temporada. Quedaron encantados de la experiencia y han repetido con la totalidad de su nuevo trabajo, lanzado este verano. Como muestra, la excelente Year of Hate.


James McCartney

Una de las colaboraciones más insospechadas de la Historia de la música: El hijo de Paul McCartney y el responsable del sonido aguerrido y asilvestrado de In Utero. Contra todo pronóstico, la cosa no es tan disparatada en canciones como ésta, a medio camino entre el brit-pop discreto y una psicodelia suave y elegante.


Metz

La abrasión sonora del trío canadiense adquiere nuevos perversos matices tras su paso por Electrical, donde grabaron la base de su más reciente manifiesto sonoro.


Ben Frost

Aunque Steve ha despreciado siempre la estética sonora fría de una buena parte de la música electrónica y su escena (con punto álgido en aquel correo electrónico para Powell, hábilmente transformado en publicidad por su sello XL), no pudo resistirse al ruidismo apocalíptico del australiano, al que grabó casi dos horas de música. Un EP y su nuevo disco son el resultado de aquellas sesiones.

Seguir leyendo —>