The Church Studios

Desde 1984 / Londres
www.thechurchstudios.com

El fenomenal éxito de 21 de Adele ha puesto en el mapa al ecléctico productor Paul Epworth (Coldplay, Rihanna, Crystal Castles) y su precioso estudio de Londres, localizado en una majestuosa antigua iglesia de mediados del siglo XIX, en el vibrante barrio de Crouch End, al norte de la ciudad. Crouch End se enorgullece de tener una fuerte tradición musical y de grabaciones (el encantador estudio de Ray Davies, Konk, fundado a principios de los 70 y con mucha Historia a sus espaldas, está todavía en el vecindario, aunque lleva años al borde del precipicio).

La Historia de The Church tiene miga: Desde los primeros años 80, la mitad de la iglesia había servido como espacio para grabar, gracias a sus propiedades acústicas. Dave Stewart y Annie Lennox, es decir, Eurythmics, lo convirtieron definitivamente en estudio para hacer realidad su celebrado debut de 1984 Sweet Dreams. Eventualmente, se lo compraron a sus dueños, y acabaron grabando entre sus vetustas paredes casi todo su catálogo y un puñado de discos para la Historia. En 2004 el músico David Gray se lo compró, sin percatarse -o quizá, demasiado tarde- de que se avecinaban tiempos críticos para la industria discográfica, y más en concreto, de los estudios de grabación. La situación era terminal en 2013 -el cierre parecía cantado, como en el caso de Abbey Road-, hasta que el productor Paul Epworth vino al rescate, reformándolo para estos nuevos tiempos. La jugada, de momento, no le ha salido mal.

The Church cuenta hoy con tres estudios muy diferentes: De la tradición del Studio 1, con su imponente mesa Neve vintage de 72 canales y su espaciosa e histórica sala, al aire futurista del Studio 3, bautizado como “Stanley Kubrick Writing Studio”, y que no desmerece la estética retrofuturista de 2001 o La naranja mecánica. La remodelación de The Church parece un punto y aparte en el aparentemente imparable declive de los estudios, porque marca la tendencia opuesta, desmintiendo a los profetas del Apocalipsis que nos anunciaban que el estudio profesional y ambicioso tenía sus días contados. Thurston Moore ha grabado aquí su nuevo disco, Rock n Roll Consciousness, siguiendo la estela de The Pop Group. Vamos, que Epworth no sólo puede grabar a Adele y Coldplay.