No sé si será por las collejas que recibí durante mis años de instituto o por qué narices, pero hace años que tengo la sensación de haberme convertido en una suerte de defensor de las causas perdidas. Lo cierto es que esta vez el viento, en el mundillo indie, sopla en contra, pero no voy a dejar pasar la oportunidad de explicar mi opinión al respecto. 

Soy de los que piensa que acusar de plagio a Coldplay se ha convertido en una de esas modas con las que, tras colgar un ocurrente post en facebook o escribir un tuit, uno se siente muy realizado. Lo fácil vamos. 
Y todo esto viene a cuento del revuelo causado por la presentación en sociedad de “Every Teardrop Is A Water”, el nuevo single de los británicos. Los más avispados han tardado cero segundos en acusarles de plagiar el tema discotequero “Ritmo de la noche”, del que se conocen diversas versiones. Los que lo son menos, no han hecho más que repetir el brillante descubrimiento de otros. El caso es que los propios Coldplay habían anunciado ya al momento de descubrir el tema que contaba con diversos elementos de la canción “I Go To Rio”, pieza en la que ya se inspiraba el hit bailongo que ustedes conocerán sobradamente y del que acabamos de hablar. Por tanto, Peter Allen y Adrienne Anderson (de los que, siendo sincero, jamás había oído hablar) aparecen acreditados por ser autores de “I Go To Rio”. Pero aún así, el grupo ha tenido que subrayarlo para evitar nuevos ataques. No nos engañemos. Atacar a Coldplay después de lo ocurrido con “Viva La Vida” y sus múltiples demandas es fácil, demasiado fácil. Y claro, pocos recuerdan que el grupo ya siguió una fórmula similar en “Talk”, que tomaba una buena parte del “Computer World” de Kraftwerk. Y es que los seguidores del pop y el rock seguimos siendo, a veces, algo cerrados de mente. 
 
Como me decía alguien, está bien que los raperos usen sampleados para hacer sus propios temas, pero no que lo haga un grupo que se supone que tiene que tocar sus instrumentos. Pues verán, no estoy de acuerdo. El problema de “Every Teardrop Is A Water” no surge de si es un plagio, si es un homenaje, si recuerda a tal o cual canción. El problema de “Every Teardrop Is A Water” es que, como nuevo single de un grupo de la popularidad de Coldplay, es pobre. Ahí radica desde mi punto de vista la cuestión. Si Beyoncé puede levantar su “Run The World (Girls)” sobre “Pon Di Floor” de Major Lazer, ¿por qué no pueden hacer Coldplay lo que han hecho sin que la jauría se les tire al cuello? Y no piensen que soy un encegado fan de Coldplay, lo que soy es ese defensor de las causas perdidas del que les hablaba al principio. “Every Teardrop Is A Water” no me ha enloquecido, eso es todo. 
 
Y si son ustedes de los que siguen dudando de que Coldplay sean poco más unos fantásticos plagiadores con suerte, piensen un poco en lo que ocurrió con “Viva la Vida”, un hit internacional que han coreado millones de gargantas a lo largo del mundo. Busquen en Youtube y empiecen la investigación. Los primeros en demandar a los de Chris Martin fueron los neoyorquinos Creaky Boards, que acusaban a los británicos de haberse quedado con la melodía de su “The Songs I Didn’t Write” tras verles en directo. Poco más tarde llegó Joe Satriani, que les acusó de haber fusilado la guitarra solista de su canción “If I Could Fly”, y también apareció Yusuf Islam (es decir, Cat Stevens) para demandarles por considerar que “Viva La Vida” plagiaba su tema “Foreigner Suite”. Las coincidencias existen, no voy a negarlo, es evidente, pero permitánme que me ponga del lado de Coldplay. Porque si combinando ni más ni menos que tres canciones han sido capaces de crear un hit como “Viva La Vida” tiene mucho mérito. La parte exacta de cada pieza para dar con la fórmula del éxito que les llevó a los Grammy. Pero vamos, si quieren sigan la historia y darán con el grupo argentino Enanitos Verdes quienes, no han demandado a nadie, pero que en 2002 firmaron el tema “Frances Limón”, que suena también muy parecido al tema de Satriani. ¿Se han querellado todos los artistas entre ellos?¿Se ha demandado solamente a Coldplay porque son los que mueven el dinero?¿Copió Satriani a los argentinos? 
Desconozco –es complicado dar con esos datos- si Coldplay han perdido alguna demanda de todas las interpuestas por culpa de “Viva La Vida”, pero estaría bien saber qué ha ido ocurriendo con el asunto. 
Y en todo caso, como punto y final, les recuerdo que si ustedes son de los que se llenan la boca descargando sus iras contra un grupo de pop que surgió del indie y se ha hecho mainstream, artistas como los gigantes del rock Led Zeppelin perdieron diversas demandas y acusaciones por plagiar a otros como Willie Dixon, Traffic o Howlin’ Wolf. Y la lista de acusados o plagiados sería eterna. ¿No será que nadie es perfecto y que lo que surge de una cabeza y unas manos no tiene por qué sonar siempre original e inimitable?
A mí, lo que de verdad me preocupa de todo esto es si Coldplay mantendrán o no la inspiración en su nuevo disco. El resto…
Dios mío, ¡cómo me alegro de que existiesen KLF!