Alan Parsons Project “Don’t Answer Me”

Tiene guasa que una de las canciones tributo más grandes paridas nunca al sonido Phil Spector venga firmada por uno de los grupos más emblemáticos de ese horror que fue el rock progresivo. Pues bien Alan Parsons Project con esta canción pop perfecta, una especie de remedo del “Don’t Worry Baby” de los Beach Boys, que a su vez también era un homenaje al muro de sonido de Spector, lo clavaban…

 

 

Fleetwood Mac “Gypsy”

Bueno, con la iglesia hemos topado. Los que me conocéis sabéis que significan para mi Fleetwood Mac, una de mis bandas más admiradas y queridas. Este es uno de sus hits más grandes, con una Stevie Nicks espectacular a las voces y un Lindsey Buckingham inspiradísimo a la guitarra con ese punteo al final de la canción que me parece uno de los detalles más maravillosos vistos y oídos nunca en una canción pop. Añadir que para mi la etapa ochentera de Fleetwood Mac es tan o mejor que la de los setenta…

 

 

Umberto Tozzi “Gloria”

 Hitazo como pocos, un verdadero torbellino con violines y sintetizadores pre-ochentas que es un subidón constante. Jarvis Cocker y sus Pulp la hicieron suya en “Disco 2000” sin pagar un duro y no se como el amigo Tozzi no les puso una demanda. De hecho, Pulp estuvo a punto de titular a la canción “Deborah”, pero la cosa ya hubiera sido muy evidente…

 

 

Mike Oldfield “Moonlight Shadow”

 Buff, está canción de Mike Oldfield (músico odioso donde los haya) es, para un servidor, una de las cumbres más grandes del pop sin etiquetas, con otro de esos estribillos que valen mil vidas y una melodía perfecta que vale un Potosí. Belle And Sebastian y grupos por estilo matarían por tener una canción así. Con eso lo digo todo.

 

 

Al Bano & Romina Power “Felicidad”

Poca broma con esta canción de Al Bano & Romina Power pareja que acabaron peor que “La guerra de los Rose”. Esta canción es una cima absoluta del pop electrónico de los ochenta con una de los estribillos más arrebatadores de la época. Es una canción, como todas las anteriores que no coge prisioneros y que una vez escuchas ya no te suelta. Seguro que Stephin Merritt es fan…