Entrevista a THE HIGH & MIGHTY 28/03/2000 | Mondosonoro.com
  0,0 puntos de 0 votos.Articulo comentado 0 veces

THE HIGH & MIGHTY

EL GOZO DEL ROLLISTA

En el centro del Soho (o Noho) neoyorquino se hallan las oficinas de Rawkus, el sello discográfico independiente especializado en hip hop que tras años de trabajo ha logrado el respeto de la calle y de una industria supercompetitiva. Con mucha determinación y buen oído para las jóvenes promesas, en poco tiempo Rawkus pasó de distribuir recopilaciones de dancehall reggae a fichar algunos de los mejores talentos que emergieron del primer volumen de “Lyricist Lounge” (1998): Mos Def y Talib Kweli a.k.a. Black Star, Pharoahe Monch, etc.

Redactor Daniel García

Fotógrafo Archivo

Fecha de publicación martes, 28 de marzo de 2000

Dos años después de la aparición de “Lyricist Lounge”, uno de los fichajes de la nueva hornada que más han sorprendido y gustado a los aficionados del hip hop lleva el nombre de The High & Mighty, dos chicos blanquitos de Filadelfia y residentes en Manhattan que, armados con sus bases ricas en funk y un sentido del humor gamberro y cien por cien fumeta, han llegado al corazón de muchos hogares tanto estadounidenses como europeos. “Hemos tenido muy buena respuesta de todo el mundo” asegura Mr. Eon, el MC del dinámico dúo que además de rapear y producir, dirige junto a su compañero DJ Mighty Mi su propia casa discográfica. “Nosotros tenemos nuestro propio sello que se llama Eastern Conference Records y sacamos cuatro maxis antes de firmar con Rawkus. Sacamos el “B-Boy Document” original que era con El-P, Mad Skillz y Mos Def. También sacamos el primero de The Smut Peddlers titulado “One By One”, eso es con Cage... Así que teníamos mucha experiencia previa antes de juntarnos a Rawkus. De hecho es la compañía la que está ligada a Rawkus y ahora estamos sacando muchos maxis con el sello de Eastern Conference Records, lo cual es importante para nosotros”. Maxis como los últimos de Mad Skillz, Rip Shop o el de su proyecto paralelo The Smut Peddlers, el excelente “First Name Smut”. Aparte de contar con la nueva versión de “B-Boy Document”, en el debut de The High & Mighty (“Home Field Advantage”, Rawkus/Boa) también se pueden escuchar las colaboraciones de Eminem, What? What?, Bobbito García y del hombre de las mil identidades Kool Keith. “Kool Keith hizo esa mierda y ni siquiera le conozco” dice Eon sonriendo. “Conectamos con él a través de un amigo. Rapeó su parte en L.A. y todos los demás hicimos el resto en Nueva York, así que no le conozco, ¿sabes? Pero él es uno de mis ídolos. Es la única persona con la que colaboramos sin estar juntos. Así que lo basamos en lo que él hizo, porque él se inventó el estribillo y todo el rollo. Estuvo muy bien. Él es muy original”. Hoy en día, Rawkus es la compañía que representa el hip hop underground en Nueva York. Sin contar demasiado con el apoyo de emisoras como Hot 97 (apoyo con el que cuentan sellos como Def Jam durante las veinticuatro horas del día), Rawkus promociona sus discos con el estilo de una guerrilla urbana de b-boys ninja. Pintando enormes graffitis en las calles de Manhattan, Brooklyn o Queens, pegando adhesivos y carteles de Mos Def o Pharoahe Monch en las principales avenidas y estaciones de metro de la ciudad, etc... Mientras Def Jam suena en la radio, Rawkus se mueve en la calle. “Rawkus está intentando levantar el underground” reconoce Mr. Eon. “Cuando la escena underground se desarrolló en el 95 y 96, el hip hop underground en realidad no vendía mucho, gente como OC, Mad Skillz sacaron álbumes con majors y no les fue muy bien, pero había un pequeño mercado para ellos y así fue como salieron las independientes y empezaron nuevos grupos como Company Flow, Arsonists o Non Phixion. Al no fichar por majors, estos chicos podían sacar su música y salir a un nivel de veinte mil copias en lugar de dos millones de copias. Es una responsabilidad diferente y creo que Rawkus realmente se convirtió en la independiente más grande. Sacaron el primer maxi de Mos Def, el de Company Flow... Rawkus se hicieron un nombre como representantes de todas las independientes. Lo que ocurre es que ahora están a un nivel en el que se espera que ellos vendan cantidades importantes de discos. Ser independiente es lo que te dicta la industria. Si Company Flow hubieran salido cinco años antes y fueran el grupo más grande y todas las grandes les quisieran fichar, nunca hubieran salido de manera independiente. Así que por mucho que sea un movimiento, un espectáculo y una manera de hacer dinero, Rawkus ha subido el nivel y todo el mundo está ahí. Al principio el sacar un disco era una cruzada y ahora que tenemos el reconocimiento es importante para nosotros. “Simon Says” (de Pharoahe Monch) fue la canción más famosa en Nueva York durante un tiempo y era underground. ¡Fue genial!” reconoce Eon. Pero a pesar del gran momento de ventas y el desarrollo que está experimentando la industria del hip hop en general, nada de eso parece impresionar al vocalista de The High & Mighty. “El hip hop ha pasado por muchas fases y, como en cualquier forma de arte, normalmente los primeros días siempre son los mejores. Esa es la verdad. El hip hop ahora tiene unas responsabilidades comerciales y cuando los artistas sacan un disco tienden a ir en esa dirección. Cuando no se tenían que preocupar por todo eso era más original, era como un milagro. No importaba nada, ¿sabes?”. En eso tiene razón Mr. Eon, aunque resulta innegable que, fruto de la evolución del flow de los Mc’s, la depuración de las técnicas de los Dj’s y la profesionalización de los productores, el hip hop estadounidense actual está viviendo una época dorada, llegando a vender incluso más que el country. “En eso estoy de acuerdo, pero lo de la comercialización no es tan bueno. El hip hop se ha convertido en una gran fuerza y antes nunca solía serlo, creo que era mejor cuando no lo era. Aún así, no me disgusta que se haya convertido en lo que es y no lo cambiaría. A mí me gusta mucha de esa mierda comercial. Creo que Jay-Z es increíble, esa canción nueva con Beanie Sigel es impresionante. Algunos son la hostia y otros no. Por ejemplo, no soy un gran fan de DMX pero me gusta Jay-Z. No me gusta todo lo que hace, pero me imagino que si Premier le hiciera todo un álbum a Jay-Z, sería el mejor disco. ¡Sería la bomba! Si no se preocupara en hacer cierto tipo de canciones bailables o no tuviera ese tipo de responsabilidades de tener que vender cierta cantidad de discos sería otra cosa. Ese aspecto es lo que está cambiando esta mierda”. Word!

COMENTARIOS
No hay comentarios para éste artículo
Si deseas firmar el comentario con tu nombre debes iniciar la sesión con tu cuenta de usuario.
También así evitarás el uso del código de validación!

Nombre:
Comentario: